El PSOE acusa a la Iglesia de ´apartarse de la democracia´

Los socialistas responden a las críticas de los obispos y les instan a no meterse en política. Zapatero afirma que «todo el mundo tiene derecho a tener derechos» al margen de la religión

Tras la manifestación convocada por la Iglesia el domingo en defensa de la familia cristiana, el PSOE ha pasado a la acción para defender la gestión del Gobierno y las leyes que los obispos critican.

El PSOE replicó ayer a las críticas de la Iglesia contra algunas medidas del Gobierno advirtiendo a la jerarquía eclesiástica de que "quienes deliberadamente ignoran" la soberanía de la sociedad sobre los principios de libertad individual y la convivencia "se apartan de los fundamentos de la democracia".
La Ejecutiva Federal del PSOE respondió así, a través de un comunicado titulado ´Las cosas en su sitio´, a las afirmaciones vertidas por algunos responsables de la jerarquía eclesiástica en la concentración que se celebró en Madrid el pasado día 30.
En este acto el arzobispo de Valencia, cardenal Agustín García-Gasco, alertó de que los ataques a la familia cristiana no respetan la Constitución y conducen "a la disolución de la democracia", mientras que el cardenal primado de Toledo, Antonio Cañizares, afirmó que las familias están siendo sacudidas en sus cimientos por "graves amenazas" mediante legislaciones "injustas e inicuas".
Los socialistas comienzan su comunicado de réplica a la Iglesia expresando su "pleno respeto" a los actos litúrgicos o confesionales. No obstante, subrayan que "toda confesión religiosa tiene plena autonomía en su orden doctrinal respecto de quienes participan de ella, pero es la sociedad la que tiene, a través de sus representantes, la potestad de ordenar los principios de libertad individual y de convivencia".
"Sólo quienes deliberadamente ignoran o no respetan estos principios se apartan de los fundamentos esenciales de la democracia", aseguran.
El PSOE recuerda que en la presente legislatura "nuevas leyes han avanzado en la extensión de derechos y políticas sociales precisamente en favor de las familias".
Además enumera algunas nuevas leyes como la que garantiza la igualdad entre mujeres y hombres, la que reconoce el matrimonio sin discriminación por la orientación sexual, o la que agiliza los trámites del divorcio.
"Guiados por nuestras convicciones democráticas y por nuestra defensa de la libertad individual, los socialistas no daremos ningún paso atrás", promete.
Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, insta a la Iglesia a través de su blog a que se presente a las elecciones o se quede al margen de la política, y le emplaza a que antes de pedir el voto para el PP, le exija que en su programa se incluya la derogación de leyes como el divorcio o el aborto.

Respaldo. El propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, subrayó ayer que en España "todo el mundo tiene su sitio y derecho a tener derechos, piense lo que piense y profese o no una religión" en el mismo acto en el que el presidente del PSOE y de Andalucía, Manuel Chaves, afirmó que las familias cristianas "no tienen el concepto de familia tan integrista, arcaico y ultraconservador" de algunos obispos.
El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, lamentó que la jerarquía eclesiástica se haya "vuelto a equivocar" con estas "inaceptables" afirmaciones y aconsejó a sus integrantes que "cambien de estrategia para movilizar a los jóvenes".
Con el "máximo respeto" de su partido para la concentración del pasado sábado en apoyo a la familia cristiana, el secretario de Justicia del PP, Ignacio Astarloa, calificó la reacción de los socialistas de "desmesurada y radical".
Astarloa subrayó el "asombro" que le ha producido el comunicado del PSOE y lo achacó a la "incapacidad" de los dirigentes socialistas, que han decidido "cargar" contra la Iglesia y el "respeto a los derechos de todos".
Mientras, para el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, es preocupante que "a lo largo de cuatro años el Gobierno no haya puesto a la Iglesia en el lugar que le corresponde en una sociedad democrática".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...