El primer ministro de Malasia aconseja a la modelo condenada que apele

Ayer un tribunal islámico confirmaba que será azotada cuando finalice el Ramadán

El primer ministro de Malasia, Najib Razak, ha pedido a la modelo condenada a ser azotada por beber una cerveza , Kartika Sari Dewi Shukarno, que no sea tan "servicial" y apele la sentencia dictada contra ella por un tribunal islámico.

"Creo que las autoridades judiciales son sensibles a este problema y se dan cuenta de las implicaciones que acarrea este caso. La persona afectada debería apelar a las autoridades federales y no ser tan servicial como para aceptar el castigo", dijo el primer ministro malasio, en una rueda de prensa.

Kartika Seri Dewi Sukarno, de 32 años y madre de dos hijos, se ha negado con anterioridad a apelar su condena a recibir seis latigazos con una vara de ratán, en aplicación de la ley islámica o sharia, que prohíbe el consumo de alcohol a los musulmanes.

"No debería ser tan servicial como para aceptar el castigo"

"Quiero terminar con esto cuanto antes y continuar con mi vida", ha dicho esta mujer, casada con un singapurés y residente en la Ciudad-Estado.

Sin embargo, el cumplimiento del castigo se retrasará al menos hasta mediados de septiembre, pues las autoridades malasias lo pospusieron ayer hasta el final del mes sagrado del Ramadán , que comenzó el sábado.

La decisión fue tomada a última hora, después de que tres funcionarios acudieran a casa de Kartika Seri Dewi Sukarno para trasladarla a una prisión de Kuala Lumpur, donde iba a recibir la condena impuesta.

Kartika iba a ser la primera mujer en recibir un castigo semejante en Malasia , un país de mayoría musulmana cuyo Gobierno desea transmitir una imagen internacional de moderación.

La pesadilla de Kartika comenzó el once de diciembre de 2007, cuando asistió junto varias amigas a una sala de fiestas situada en un hotel de la región de Pahang, donde la Policía la detuvo por beber una cerveza.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...