El primer ministro de Grecia propone una nueva «neutralidad del Estado» en temas religiosos

Quiere abolir los juramentos religiosas en las tomas de posesión de cargos públicos.

Sus reformas de las relaciones Iglesia-Estado se enmarcan en el proyecto «Nueva Grecia 2021» de renovación democrática

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, propuso este lunes un plan para la reforma de la constitución del país que además de mejorar la calidad democrática y la participación activa de los ciudadanos en la toma de decisiones incluiría un replanteamiento del papel que la Iglesia ortodoxa juega en la sociedad griega.

«Creo que establecer la neutralidad religiosa del Estado es una demanda madura», dijo Tsipras en la presentación en la hoja de ruta de la iniciativa «Nueva Grecia 2021» en la terraza del parlamento nacional. El mandatario -que se ha declarado ateo y que prefirió no jurar una fórmula religiosa cuando tomó posesión de su cargo el año pasado- dijo que aunque cualquier enmienda de las relaciones Iglesia-Estado sería algo «extremadamente sensible», asegurar que los cargos electos solo usen fórmulas civiles y no juramentos religiosos -el primer paso de una posible reforma hacia un Estado laico- no supondría que el país no pudiera«mantener por razones históricas y prácticas el rol de la ortodoxia como la religión predominante».

Esta «revolución democrática» que Tsipras acaba de plantear -que el primer ministro ha enmarcado como «un proceso que involucre, organice y movilice a la ciudadanía», para que se acabe con el «viejo y conservador sistema político» que rige actualmente en el país- pasará ahora a un etapa de debate nacional, en la que Tsipras tendrá que convencer no solo a los griegos de la necesidad de cambios constitucionales, sino que también a miembros de su propio partido político, Syriza.

El primer ministro ha afirmado que quiere acabar con lo que ha calificado como «patógenos» en el sistema -tales como la influencia exagerada de una «élite tecnocrática», el aforamiento político y la facilidad con la que se puede privatizar bienes públicos -pero el punto hasta el cual el pueblo griego quiera poner cota al poder que la Iglesia ortodoxa ostenta actualmente en el país aún está por verse.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...