El preso recibió el perdón de Dios en «El Indulto»

COMENTARIO: Terrible el vasallaje al que es sometido el indultado por las cofradías, vulneración de todo principio de dignidad, de libertad de conciencia,… el preso "agradecido" se somete a todas las imposiciones litúrgicas de unas entidades religiosas privilegiadas, que incluso hipócritamente incumplen sus propios principios de caridad cristiana al someterlos a estos denigrantes rituales. ¡Qué en pleno siglo XXI se mantenga a la iglesia este privilegio y se confundan las funciones del Estado y las religiones sin respuesta ciudadana, es muy preocupante!


De la iglesia de Nuestra Señora de la Calle salió ayer puntual la Procesión del Indulto, organizada por la Hermandad del Santísismo Cristo de la Misericordia. Escoltados por seis miembros de la Unidad Especial de Caballería de la Policía Nacional llegados desde Madrid, los cofrades acompañaron al paso del Santísimo Cristo de la Misericordia (Portillo o Juan de Balmaseda, del siglo XVI), tras el cual desfilaba con hábito morado y el rostro cubierto el preso indultado que, a petición de la Hermandad de Cofradías de Palencia.

La procesión se dirigió hacia la plaza de San Pablo donde esperaba el resto de cofradías para integrarse en el desfile. En este punto se sumaron al Santísimo Cristo de la Misericordia las imágenes de El Lavatorio (Melchor Gutiérrez y Víctor Ramsés Gutiérrez, 2002) y San Juan (Melchor Gutiérrez, 2006), en lugar del Jesús Crucificado de San Pablo (Escuela Palentina, siglo XVII) y el Crucificado del siglo XV obra de Alejo de Vahía tal y como estaba previsto, ya que la amenaza de lluvía desaconsejaba la salida de sus sedes.

Una vez todas las cofradías reunidas y tras reorganizarse se dirigieron hacia la iglesia de San Agustín, donde a la puerta esperaba la imagen de Nuestra Señora la Virgen de la Amargura.

Fue en este punto donde se celebró el Acto del Indulto, en el que se recuerda el momento en el que Poncio Pilato se lava las manos y deja libre a Barrabás y condena a Jesucristo a petición del pueblo judío. El preso se situó frente a la imagen del Santísimo Cristo de la Misericordia y escuchó las palabras del sacerdote. «Reconstruye tu vida. Sé buen hijo, buen hermano, buen amigo y en el futuro buen esposo y buen padre», le aconsejo. «Reconstrúyete a tí mismo».

indulto semana santa Palencia 2013

indulto semana santa Palencia 2013

Archivos de imagen relacionados

  • indulto semana santa Palencia 2013
  • indulto semana santa Palencia 2013
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...