El presidente de El Salvador y otras autoridades del país asistirán a la misa en honor a la Virgen de la Paz

Miles de fieles católicos celebrarán este día a la Virgen Reina de la Paz, patrona de San Miguel y copatrona de El Salvador, durante la misa concelebrada que se realizará a partir de las 10 de la mañana en la catedral Basílica migueleña y por la tarde la acompañarán en la procesión que recorrerá las principales calles de la ciudad.

La misa patronal estará presidida por el cardenal Gregorio Rosa Chávez y contará, además, con los obispos de la conferencia episcopal, más de 100 sacerdotes de a diócesis de San Miguel y de todo el país.

Emilio Rivas, administrador de la Diócesis de San Miguel, explicó que por ser la Virgen de la Paz, la copatrona del país, se invita a las principales autoridades del estado, entre ellos el presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, quien confirmó su presencia en esta actividad religiosa.

“Hemos invitado a las autoridades de San Miguel, alcalde, gobernación, diputados y todas las instituciones de servicio del municipio, y también hemos invitado al Gobierno central, al señor presidente, vicepresidente, a los presidentes del Órgano Legislativo y Judicial, al fiscal. El presidente de la república ya avisó que puede venir a la misa”, manifestó Rivas.

A la misa también asistirán las reinas de barrios, colonias y caseríos y la reina del Carnaval; así como cientos de personas provenientes de diversas comunidades migueleñas y de todo el país.

Entre los asistentes estará Paz de Miranda, quien asegura que tiene 30 años de llegar a todas las misas dedicadas a la patrona. “Siempre vengo muy de mañana para agarrar un buen puesto y este año no será la excepción porque vengo a rendirle honores a mi virgencita y a pedirle por la salud de mi familia, y para que en nuestro país se acaben toda esta violencia”, expresó la mujer de 50 años.

La procesión, con la imagen de la patrona, está programada para las 4 de la tarde, saliendo desde la catedral migueleña para recorrer las calles principales de la ciudad.


El presidente y el vicepresidente de El Salvador asistieron con otras autoridades a la misa de Virgen de la Paz

El Mundo – El Salvador, 22-11-2017

El cardenal salvadoreño, Gregorio Rosa Chávez, abogó por la seguridad del país durante la misa en honor a la Virgen de la Paz, en San Miguel, ayer.

El purpurado hizo un llamado específico a las autoridades del país para detener la ola de homicidios. “El país se desangra día a día”, dijo durante su homilía.

Al acto litúrgico asistieron el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén y el vicepresidente Óscar Ortiz; también el alcalde de San Miguel, Miguel Pereira y dos precandidatos a la presidencia por el partido ARENA, Javier Simán y Carlos Calleja.

Durante el sermón, Rosa Chávez también pidió al gobierno implementar un programa para recibir a los salvadoreños que sean retornados si el TPS no es prorrogado para más de 190 mil salvadoreños que residen en Estados Unidos, con este beneficio.

Ante esto, el secretario de comunicaciones de la presidencia, Eugenio Chicas, explicó que si Estados Unidos no prorroga el beneficio TPS, el retorno no será de inmediato, sino en un período de uno o más años.

“El tema queda en manos del congreso, hablamos de una comunidad que aporta a la economía de ese país, que pagan sus impuestos y en muchos casos tienen créditos pagando casas, la cual significa alrededor del 20 % de esa comunidad”, explicó Chicas, ayer.

A la celebración espiritual también asistió el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar  Alas, el nuncio Apostólico, Léon Kalenga y el resto de la curia salvadoreña.

Los líderes de la iglesia católica mantuvieron el llamado a trabajar por la paz, para evitar que más jóvenes sigan muriendo en el país.

La misa celebrada fue en recuerdo de los 300 años de aparición de la patrona migueleña y copatrona del país, y más de 200 años del milagro de la detención de la lava del volcán Chaparrastique.

Este último hecho ocurrió el 21 de septiembre de 1787, cuando la lava del volcán de San Miguel amenazaba con destruir la ciudad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...