«El PP debe superar clichés como ser un partido religioso o el rechazo al matrimonio gay»

El Partido Popular debatirá en su congreso nacional de Sevilla si acepta el matrimonio entre personas del mismo sexo. También defienden que el partido se abra a más ciudadanos dejando de definirse como formación «cristiana».

Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno en Madrid y Ángel Garrido, presidente del pleno del Ayuntamiento de la capital, van a llevar hasta el XVII Congreso Nacional del Partido Popular, el debate sobre la aceptación del matrimonio gay y el carácter "cristiano" de la formación que gobierna la gran mayoría de las instituciones españolas.

Así se especifica en dos de las enmiendas que presentarán conjuntamente a la Ponencia Social, la que define los principios y valores por los que se regirá la formación durante los próximos cuatro años y que será discutida el próximo fin de semana en Sevilla.

Quieren que se garantice el derecho de adopción de los homosexualesEn la primera de sus enmiendas, Cifuentes y Garrido quieren que el PP asuma la defensa del "derecho de las parejas formadas por personas del mismo sexo a poder contraer matrimonio, tal y como recoge la actual legislación". Ello, garantizando además a estas parejas "los mismos derechos en materia de adopción" siempre que se salvaguarde "el interés del menor".

De aprobarse, ello significaría la renuncia del PP a retirar la ley aprobada por el PSOE que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo con esa denominación.

En la segunda, apuestan por eliminar de la Ponencia Social la definición del PP como partido inspirado en el "humanismo cristiano", que, opinan, supone mezclar la vida pública de los ciudadanos con su ámbito privado. Además, apuntan, impide que muchos votantes se identifiquen plenamente con la formación.

La experiencia de Valencia

La propuesta de Cifuentes y Garrido no es nueva. En 2009, durante el convulso XVI Congreso Nacional de Valencia donde Esperanza Aguirre estuvo a punto de presentar su candidatura contra Mariano Rajoy, ambos ya defendieron dos textos muy similares que fueron rechazados en las votaciones. Entonces, se encontraron incluso con una enmienda contraria firmada por seis dirigentes del PP que apoyaba los valores esenciales de la tradición cristiana.

¿Qué ha cambiado en cuatro años para que vuelvan a plantear esta apertura?

Algunas cosas necesitan darse en un momento oportuno y este lo esLa diferencia, explican ambos a 20minutos.es, es que creen que el PP "está ahora preparado" para aceptar realidades sociales que se han consolidado entre los ciudadanos españoles y, por tanto, entre muchos votantes y militantes del Partido Popular. "A veces las cosas necesitan madurar, darse en un momento oportuno, y este lo es", afirma Garrido a 20minutos.es.

"En Valencia ya se oyeron voces a favor y en contra del matrimonio homosexual. Hoy ya hay miles de parejas del mismo sexo casadas y es algo normal para la sociedad. Si el propio ministro de Justicia (Alberto Ruiz-Gallardón) se ha pronunciado a favor de retirar el recurso contra el matrimonio gay; si nuestro portavoz en el Congreso (el ex alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso), también está a favor de que todos tengamos los mismos derechos; si hasta Antonio Basagoiti, miembro de la Ponencia Política, ha abierto la brecha reconociendo la igualdad sin distinciones, ¿qué sentido tiene mantener esta posición?", sentencia.

Respeto a las creencias

En el caso de la cuestión religiosa, Cifuentes y Garrido no apuntan a la laicidad del Partido Popular, sino a la integración de los votantes tengan las creencias que tengan. "Yo soy católico y practicante, como la mayoría de los miembros del PP, pero la religión no tiene que ser un elemento que aleje a los ciudadanos del partido. No hay que ser creyente para ser del PP", insiste el concejal municipal.

Lo innecesario o excluyente es mejor eliminarlo"El PP debe sacudirse y superar clichés como el de ser un partido religioso o rechazar el matrimonio gay. No tenemos dudas, lo innecesario o excluyente es mejor eliminarlo", zanja.

Cifuentes confirma que lucharán por sacar adelante las enmiendas o por llegar a acuerdos con el resto de compromisarios del PP, aunque estas no son sus únicas propuestas.

El próximo fin de semana, ambos defenderán también que el Partido Popular incluya entre sus objetivos una reforma legal para que los desempleados que agoten la prestación sigan manteniendo la atención sanitaria, en lugar de tener derecho, únicamente, a la asistencia de urgencias. Además, pedirán incluir medidas de apoyo a las familias numerosas.

Garrido y Cifuentes conocidos usuarios de las redes sociales, abogarán, además, porque el cierre de sitios web, cuestión de actualidad debido a conocida como Ley Sinde esté sometido siempre a autorización judicial.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...