El PP de Calp (Alicante) considera un «acto de igualdad entre sexos» nombrar a la patrona alcaldesa

La oposición recrimina al portavoz popular que mezcle una decisión «folclórica», «caduca» y de «la España del No-Do» con la lucha feminista

Al PP de Calp le da un arrebato de feminismo y lo que hace es nombrar a la patrona alcaldesa perpetua. Poco más o menos eso es lo que explicó ayer el portavoz popular Paco Avargues. La oposición recriminó al gobierno local (PP y Ciudadanos) que a estas alturas proclame «con honores y respeto» a la Mare de Déu de les Neus alcaldesa eterna. El portavoz del PSPV, Santos Pastor, dijo que era una decisión de «la España del No-Do». El edil de Defendamos Calpe Antonio Tur la calificó de «caduca». «Es del siglo pasado», dijo. Y el portavoz de Compromís, Ximo Perles, advirtió de que el pleno estaba concediendo «un cargo honorífico, pero también político, a una deidad». «No tocaba», afirmó.

El portavoz popular respondió que a él, cuando la alcaldesa, la también popular Ana Sala, le dijo que iba a proponer nombrar a la patrona alcaldesa perpetua, le pareció una iniciativa «muy moderna». «Una mujer, la alcaldesa, le entrega la vara de mando a otro mujer, la Virgen», sostuvo Avargues, que llegó a insinuar que se hacía justicia ya que se le daba a la patrona el mismo rango que al patrón, el Santíssim Crist de la Suor, nombrado alcalde perpetuo en 1949. «Es un acto de igualdad entre los sexos», sentenció el concejal popular.

El portavoz socialista lamentó que los populares mezclen ese nombramiento «folclórico» con el feminismo. «Las mujeres han sufrido mucho en la lucha por conseguir la igualdad efectiva. No podemos equipararlo con lo que estamos debatiendo en este pleno, que es darle honores a la patrona», dijo Santos Pastor.

La munícipe, Ana Sala, que fue la que tuvo la idea de otorgarle a la Mare de Déu la alcaldía perpetua, no defendió la propuesta con excesivo fervor. Explicó que le incomoda llevar la vara de mando en la procesión de la Mare de Déu de les Neus y que prefería que la portara la talla devocional. En la otra procesión importante, la del patrón, la vara la lleva el Santíssim Crist.

Mientras, el portavoz de Ciudadanos, Juan Manuel del Pino, tampoco le puso mucha energía al nombramiento, que salió adelante con los votos de su grupo y los del PP. «No perjudica a nadie. Gracias a Dios, en Calp convivimos muchas culturas. Pero no quita para reafirmar nuestra tradición religiosa», manifestó.

Por su parte, la oposición insistió en que el ayuntamiento es aconfesional. Ximo Perles recordó que entre los vecinos de Calp los hay que profesan credos ortodoxos, evangélicos, islámicos y también, claro está, católicos.


Vídeo con la noticia en A Punt:

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...