El Papa y Barroso analizan el problema del paro juvenil

COMENTARIO: Otro representante público que rinde pleitesía a una confesión religiosa, que funciona como si de una potencia estatal se tratara. Y sorprendente la gran capacidad de estas personas para llevar a cabo en menos de 15 minutos, duración total de la entrevista, un análisis del paro juvenil. Ejemplo evidente de la manipulación de los medios de la oficina de prensa vaticana. Bien haría el presidente de la Comisión Europea en dedicar su tiempo en resolver los trágicos problemas de la UE con quienes están legitimados y obligados a realizarlo y no confundir las funciones políticas con las religiosas. Y desde luego no es en el Vaticano ni con Bergoglio como van a resolverse ese y otros muchos problemas de la actualidad.


El Papa Francisco ha alertado sobre las "consecuencias gravísimas" de la crisis económica en la ocupación juvenil y las "repercusiones negativas sobre la vida de las familias", durante la audiencia privada en El Vaticano con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, según informa un comunicado vaticano.

Barroso ha sido recibido por el Prefecto de la Casa Pontificia, Georg Gaenswein a las 11.00 horas en el palacio apostólico y posteriormente ha encontrado al Papa Francisco en la Biblioteca, en un encuentro que ha durado quince minutos.

"Los cordiales coloquios han permitido un útil intercambio de opiniones sobre la situación internacional, con particular atención al proceso de integración europea, como también a la crisis económica que tiene consecuencias gravísimas sobre la ocupación, sobre todo juvenil, y repercusiones negativas sobre la vida de las familias", ha informado la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Asimismo, durante el encuentro ambos líderes "se han detenido en la contribución positiva que la Iglesia católica puede ofrecer en el contexto actual para el bienestar material y espiritual de Europa" y también han centrado particular atención en "la promoción de los derechos humanos, en especial modo a la libertad religiosa y la tutela de las minorías cristianas".

Intercambio de regalos

La delegación de la Comisión Europea ha estado formada por cinco personas que han saludado al Pontífice. Después, Barroso le ha regalado al Papa un libro sobre la historia de la comisión europea y sus padres fundadores y Francisco ha recordado las causas de beatificación en corso.

Después del intercambio de regalos y las fotos oficiales, el presidente de la Comisión Europea con su séquito se han trasladado a la Secretaría de Estado para un encuentro con el Secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone que era acompañado por el Secretario para las Relaciones con los Estados, Dominique Mamberti.

Este encuentro supone la segunda ocasión en la que se reunen ambas personalidades, después de que Durao Barroso saludara al Papa el pasado 19 de marzo al término de la Misa de Inicio de Pontificado en la Basílica de San Pedro junto a los jefes de Estado que participaron a la celebración eucarística.

Barroso nació en Lisboa en 1956 y es presidente de la Comisión Europea desde noviembre de 2004, antes fue primer ministro de Portugal cargo del cual dimitió al ser elegido por el Consejo Europeo como sucesor del italiano Romano Prodi. El 16 de septiembre de 2009 fue reelegido para un periodo adicional de cinco años.

Barroso, casado y con tres hijos, se licenció en Derecho en la Universidad de Madrid y estudió Ciencias Económicas y Sociales en la Universidad de Ginebra (Suiza). Además fue profesor ayudante en la Facultad de Derecho en Georgetown (EE UU). Después regresó a Madrid y se convirtió en director del Departamento de Relaciones Internacionales de la Universidad Lusíada.

Bergoglio y Barroso

Archivos de imagen relacionados

  • Bergoglio y Barroso
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...