El otro invierno demográfico

Las cifras de seminaristas bajan en picado desde 1999 en España sin que la Iglesia consiga detener la caída Los obispos califican de «invierno demográfico» la situación de la sociedad española. Este fenómeno tiene su parangón en los seminario, que están cada vez más vacíos. Lo cuenta Jordi Casabella en El Periódico.

A Madrid y Toledo, las joyas del episcopado

Únicamente los seminarios de Madrid (144) y Toledo (105) cuentan con más de un centenar de seminaristas. Ambos registraron este curso una veintena de ingresos. En la capital española hay otros 82 jóvenes preparándose para acceder al sacerdocio en el seminario Redemptoris Mater, que gestiona el Camino Neocatecumenal de Kiko Argüello. La diócesis del cardenal Antonio María Rouco es la que mejor aguanta la crisis. En Getafe están matriculados otros 85 seminaristas. Les siguen las diócesis de Valencia, con 76, 10 menos que hace un año, y Sevilla, donde suman 68. Castellón, el territorio que administra el padre del Directorio de Pastoral Familiar, Juan Antonio Reig, goza de una situación de privilegio: 53 candidatos a cura y otros 18 en un centro de Argüello.
B La penuria se ceba con Catalunya
El seminario de Barcelona, la segunda diócesis mayor de Europa en habitantes después de la de Milán, tiene este curso 68 alumnos en su seminario, 7 más que hace un año, y ha registrado 14 incorporaciones, lo que no deja de ser un estímulo en mitad del desierto de vocaciones en el que vive la demarcación. Tortosa cuenta con ocho seminaristas; Tarragona y Girona, nueve cada una, y Solsona, cinco. La diócesis de Urgell aporta a la estadística cuatro seminaristas; y Vic y Lleida, dos cada una.
Los aspirantes de la mayor parte de las diócesis, a excepción de los que pertenecen a las de Barcelona y Tortosa, residen en el seminario interdiocesano de la calle de Casp de la capital catalana ante la inviabilidad de mantener abiertos edificios propios en sus respectivas zonas. En el seminario central se ordenaron el curso pasado ocho sacerdotes.
C 227 curas ordenados y 137 abandonos
Desde el curso 1999-2000, los seminarios españoles han perdido 242 matriculados, 102 de ellos en el último año académico. La caída se ha acelerado en el último quinquenio, puesto que en 1990 eran 1.997 los seminaristas, mientras que este año se han reducido hasta los 1.597. Respecto a las ordenaciones, en España fueron ordenados el año pasado 227 curas, según las estadísticas de la Conferencia Episcopal, mientras que otros 137 aspirantes abandonaron los estudios.
Los ingresos en toda España fueron 256. Los obispos atribuyen la falta de vocaciones a la progresiva secularización de la sociedad europea que aleja a los jóvenes de la Iglesia y hace que su misión evangelizadora aparezca a sus ojos como carente de atractivo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...