El Observatorio de la UE denuncia una creciente discriminación de los musulmanes

El Observatorio Europeo del Racismo y la Xenofobia (EUMC) ha criticado la creciente discriminación de los musulmanes en la Unión Europea (UE) en empleo, educación y vivienda, además de recalcar que son a menudo víctimas de ataques físicos y verbales.

En su informe ‘Los musulmanes en la Unión Europea: Discriminación e islamofobia’,  publicado este lunes, el EUMC constata que los prejuicios contra el islam son a veces el motivo de actos violentos, que van desde las amenazas verbales hasta la agresión física.

Respecto a España, el documento lamenta el hecho de que falten estadísticas sobre crímenes con trasfondo racista, en particular contra musulmanes, aunque el Observatorio obtuvo de la policía una lista de incidentes ocurridos entre enero de 2004 y mayo de 2005. Esa lista incluye, entre otros, la detención en Cataluña, en enero de 2005, de miembros de un grupo llamado ‘Frente Negro’ que cometió ataques a mezquitas, así como, en febrero de ese año, el asesinato de un obrero marroquí en El Ejido (Almería).

Las organizaciones no gubernamentales (ONG) SOS Racismo y Movimiento contra la Intolerancia registraron también numerosos actos de agresión contra extranjeros, en particular ataques a ciudadanos marroquíes después de los atentados del 11 de marzo de 2004.

Los musulmanes en Europa están representados de forma desproporcionada en capas sociales de bajos ingresos y viven en peores viviendas y tienen altas tasas de desempleo. Además, cuentan con menos posibilidades de formación y sus miembros tienen que aceptar con frecuencia los trabajos menos cualificados, constata el Observatorio.

Los estudios del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) demuestran que los alumnos de familias de inmigrantes musulmanes tienen unos niveles de alfabetización muy inferiores a los de otros alumnos. Al mismo tiempo, los pertenecientes a este grupo, sobre todo los jóvenes, se enfrentan a barreras para ascender en la escala social, lo cual crea un ambiente de desesperación y marginación social en muchos de ellos, constata el EUMC.

En cuanto a la vivienda, también siguen existiendo considerables desigualdades, principalmente por el hecho de que faltan viviendas de protección social para grupos de renta baja.

Los niveles de desempleo entre los musulmanes suelen ser más altos que entre otros grupos de la población, por ejemplo en Irlanda, donde según el censo de 2002 el 11 por ciento de los musulmanes no tenían trabajo, mientras que el porcentaje medio era del cuatro por ciento.

Para averiguar cuáles son las perspectivas de empleo de las minorías, un programa de radio de la emisora británica BBC envió a 50 empresas solicitudes de empleo de seis candidatos ficticios que por sus nombres parecían ser de origen británico, africano o musulmán. Resultó que los candidatos blancos, con un 25 por ciento, tuvieron la mayor probabilidad de ser invitados a una entrevista de trabajo, frente al 13 por ciento para los candidatos negros y tan sólo un nueve por ciento de los musulmanes.

En casi todos los países faltan estadísticas sobre los delitos motivados o agravados por el resentimiento contra el islam y existen pocos datos fiables sobre el número de musulmanes que viven en los países de la UE, si bien algunas estimaciones de las ONG se basan en una cifra de aproximadamente 13 millones, lo que correspondería al 3,5 por ciento de su población total.

Muchos de ellos son ciudadanos de la Unión Europea y algunos grupos de musulmanes residentes en este espacio tienen un largo historial de presencia en los países de acogida, constata el EUMC.

El Observatorio insta a los gobiernos a crear registros de los incidentes racistas e incluir en la formación escolar la educación contra el racismo, evitar la marginación de los inmigrantes y tomar medidas para su integración social.

Además exhorta a las autoridades de los países europeos a mejorar las oportunidades de empleo, sobre todo para los jóvenes que forman parte de minorías, y pide que se estudien las causas de las discrepancias en el éxito escolar, en concreto deben evitar que los alumnos pertenecientes a minorías estudien en clases aparte.

También propone animar a los musulmanes a que participen de modo activo en la vida pública de su país de residencia, y a los medios de información que revisen el estilo de su cobertura de temas que afectan las minorías.

El EUMC destaca ejemplos positivos de iniciativas que contribuyen al proceso de integración, como por ejemplo los foros del islam creados en Alemania, donde tiene lugar un diálogo entre la comunidad musulmana y representantes de la sociedad mayoritaria. 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...