El obispo de Trujillo (Venezuela) hace gestiones en favor de un sacerdote condenado por abusos a menores

En febrero de 2013 el presbítero Henry Rafael Zambrano, adscrito a la Diócesis de Trujillo en Venezuela, regresaba de la Diócesis de Táchira, cercana provincia en la cordillera de los Andes. Al arribar a la población de La Fría, este se aproximo sin ningún tipo de escrúpulo a la sede de la Unidad Educativa Jose Félix Ribas, y de manera aleatoria propuso favores sexuales a cambio de dinero a distintos adolescentes simulandoles tocamientos y realización de sexo oral.

Estos le denunciaron ante la policía judicial y mediante expediente SP21-P-2013-8343 fue procesado y condenado por abuso sexual luego la legislación venezolana dispone en el  articulo 260 de la Ley Especial de protección al Niño y el Adolescente (LOPNNA) que esa conducta, sin acceso carnal, es delito. Ya el mencionado sacerdote había incurrido en esa conducta, pero se sirvió de influencias para quedar impune su provincia de origen.

El problema es que se esta tramitando recurso de apelación y se conoce que el Obispo Monseñor Mario Moronta se ha tomado el atrevimiento de acudir a la Sede del Circuito Penal (entidad que congrega los Tribunales Penales) para requerir a miembros de la corte de apelaciones buenos e ilegales oficios a favor del acusado.

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...