El obispo de Córdoba «recoloca» en la diócesis a un cura condenado por pederastia

Fue condenado en 2004 a 11 años por abusos sexuales a seis niñas y entró en prisión tras sentencia firme.

Como en los partidos políticos, aquí nadie se queda colgado. La diócesis de Córdoba mantiene a José Domingo Rey Godoy, cura condenado por pederastia, en el staff de su archivo. Rey Godoy ha sido respaldado por tres obispos de Córdoba: Francisco Javier Martínez, actual arzobispo de Granada; Juan José Asenjo, actual arzobispo de Sevilla, y por el hoy obispo, Demetrio Fernández.

Rey Godoy, de 61 años, expárroco de la Iglesia de San Salvador de Peñarroya-Pueblo Nuevo (Córdoba), fue condenado en 2004 a 11 años por abusos sexuales a seis niñas y entró en prisión tras sentencia firme. Martínez, que como ya adelantó El Confidencial se enfrenta a la posibilidad de declarar como testigo en el caso de los abusos sexuales destapado por el Papa Francisco, conoció los hechos por los que se acusaba al sacerdote cordobés. Y es que el hoy arzobispo siempre ha intentado esquivar y ocultar los casos de pederastia que se ha encontrado en su labor pastoral.

El arzobispo de Granada arremetió en 2003 contra Alberto Almansa, periodista de Canal Sur Radio ya fallecido, que le preguntó sobre el caso de pederastia que afectaba a Rey Godoy. “Es la entrevista más desagradable que alguien me ha hecho en Córdoba en siete años. Yo ya he dicho todo lo que tengo que decir. La justicia humana tiene sus límites, sólo la justicia de Dios es justa… no tengo nada más que decir. Y siento que seas tan mal profesional”, como ha recordado laSexta.

Martínez abandonó Córdoba sin haber destituido en el cargo a Rey Godoy, a pesar de la imputación judicial firme que recaía sobre él. Durante un año, Asenjo, actual arzobispo de la diócesis de Sevilla, del ala conservadora de la Conferencia Episcopal, mantuvo también sin problemas al cura de Peñarroya-Pueblo Nuevo. Sólo cuando ingresó en prisión le retiró su apoyo.

Rey Godoy intentó eludir la cárcel. Presentó un recurso al Tribunal Constitucional que fue desestimado y en junio de 2004 ingresó en el centro penitenciario de Alcolea (Córdoba). “Los familiares de las víctimas celebraban con cava y cohetes la decisión judicial, mientras que los allegados al sacerdote recogían firmas para solicitar que se anulara la condena”, escribió el diario Córdoba.

“Pregúntele al juzgado”

Demetrio Fernández, obispo de Córdoba nombrado en 2010 por Benedicto XVI, ha colocado al cura condenado por pederastia en la plantilla del Archivo Diocesano, como figura en la web oficial. Rey Godoy consta como “personal del archivo”, a las órdenes del archivero de la diócesis, Manuel Moreno, y de Juan Luis Arjona, el director técnico.

El cura condenado no quiso hablar vía telefónica con El Confidencial. “Pregúntele usted al juzgado”, contestó Rey Godoy cuando este diario le inquirió por su condena. De inmediato, colgó. En la segunda llamada, cuando volvió a oír la voz del periodista, interrumpió la comunicación de modo abrupto. La Delegación de Medios de la Diócesis de Córdoba no quiso atender a El Confidencial

Demetrio Fernández obispo de Córdoba

Archivos de imagen relacionados

  • Demetrio Fernández obispo de Córdoba
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...