El ministro pide explicaciones a la Policía porque una monja se quitó el velo para renovar el DNI

El ministro se interesó por un incidente en la renovación de un DNI: agentes de Pozuelo pidieron a una monja que se quitara el velo para comprobar su identidad. El comisario defendió la actuación de los policías y el tema se zanjó.

La siguiente historia roza lo esperpéntico, y pone de manifiesto el especial celo que a veces pone el ministerio del Interior en el trabajo cotidiano de los policías nacionales. Y si con la Iglesia hemos topado, aún más. A mediados de febrero de este año, Interior se puso en contacto con el responsable de la comisaría de Pozuelo de Alarcón, en Madrid, para interesarse por un peculiar asunto. ¿Los agentes de la oficina del DNI obligaron a una monja a quitarse el velo que le cubría la cabeza para identificarla mejor?

Según fuentes policiales, la historia es real como la vida misma. La 'hermana', ya mayor, acudió a las oficinas del DNI en la calle Camino de las Huertas para renovarse el DNI (ya se han renovado 33 millones de DNI electrónicos). La monja llevaba toda la documentación en regla, y adjuntaba una foto, esta con la cabeza descubierta. Pero la religiosa apareció en comisaría con su hábito. De esos marrones, con el cuello blanco y el velo negro. Los agentes que la atendieron no saben a qué congregación pertenece, pero la indicaron que se retirara el velo, que le cubría frente, orejas y cuello, para corroborar si coincidía con la foto. "Como marcan las normas", explican las mismas fuentes.

La conducta de la religiosa fue "en todo momento correcta y educada", pero debió contar esta 'aventura' a sus compañeras y superiores. Si no no se explica que el tema llegara a oídos del Arzobispado de Madrid, que se puso en contacto con el ministerio del Interior. De todos es conocida la religiosidad del ministro Jorge Fernández Díaz, muy vinculado al Opus Dei. "Digamos que mi plan de vida está muy próximo a la espiritualidad del Opus Dei: ir a misa todos los días, rezar el Rosario, hacer un rato de oración, otro de lectura espiritual…", llegó a declarar hace unos años al semanario Alba.

Una llamada inhabitual

Las mismas fuentes señalan a 20minutos que alguien del ministerio llamó al comisario de Pozuelo para interesarse por este tema, algo totalmente inhabitual porque hay centenares de incidentes y anécdotas todos los días en las renovaciones del DNI e Interior no suele llamar para interesarse por ellas. En realidad, le preguntaron "¿qué había pasado con el caso de la monja?"

Las explicaciones dadas por el comisario de Pozuelo fueron las correctas y se defendió la actuación de los agentes, que siguieron en todo momento el protocolo. La llamada de Interior provocó cierto revuelo en la comisaría, pero Interior ha dado por zanjado el tema. 20Minutos ha intentado recabar la opinión del comisario de Pozuelo a través de la Dirección General de la Policía.

El ministro en una audiencia con Ratzinger

Archivos de imagen relacionados

  • Jorge Fernandez Ministro Interior PP 2013
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...