El juez federal decide que no se vuelva a conectar a Schiavo

El juez federal encargado del caso de Terri Schiavo ha rechazado ordenar la reconexión de esta mujer, en estado vegetativo desde 1990. Sus padres recurrieron ante este tribunal, gracias a una ley aprobada de urgencia, la decisión judicial por la que se retiró que el pasado viernes el tubo que la alimentaba.
 

   El lunes, durante dos horas de audiencia, el juez James Whittemore escuchó los argumentos jurídicos presentados por el abogado de los padres de Terri Schiavo y por el del esposo de la mujer, Michael Schiavo, en un tribunal de Tampa, en la costa oeste del estado de Florida. Opina que el recurso presentado por Bob y Mary Schindler carecía de "posibilidades sólidas de prosperar".
   Se espera que los padres recurran esta decisión judicial ante el Tribunal de Apelaciones de Atlanta.
   La mujer, de 41 años, lleva desde el pasado viernes sin recibir alimentos y fluidos, después de que un juez estatal ordenara retirar el tubo que la mantenía con vida artificial. Se supone que Schiavo morirá dentro de una semana o 10 días si sigue sin recibir ni líquidos ni alimentos.
   Su caso es disputado ferozmente a nivel judicial y ha ocasionado la intervención del Congreso de EEUU que aprobó la madrugada del lunes una ley para permitir que los padres de la mujer soliciten a un juez federal que le vuelvan a poner la sonda, mientras el caso es revisado nuevamente.
   La iniciativa de los padres fue posible por la firma este lunes de una ley aprobada y firmada por George W. Bush con carácter de urgencia para prolongar la vida de esta mujer. El presidente viajó incluso a Washington, en plenas vacaciones, por este motivo

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...