El jefe de la Iglesia anglicana anuncia su dimisión

El arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, primado de la Iglesia de Inglaterra, ha anunciado hoy que dimitirá en diciembre próximo para asumir un puesto universitario, según ha informado el Palacio de Lambeth, sede de los anglicanos.

Williams, líder espiritual de 77 millones de anglicanos y de tendencia liberal, dimitirá, tras 10 años en el cargo, para convertirse en decano del prestigioso colegio Magdalene College de la Universidad de Cambridge (sureste de Inglaterra) en enero de 2013.

Williams, de 61 años y que fue nombrado 104 arzobispo de Canterbury en 2002, ha comunicado su decisión a la reina Isabel II, gobernadora suprema de la Iglesia de Inglaterra.

Su dimisión se produce antes de que, en julio, el Sínodo General de la Iglesia de Inglaterra debata la legislación que permitirá la ordenación de mujeres obispo, a lo que se oponen los tradicionalistas anglicanos y apoya el galés Williams.

Al dar a conocer su renuncia, Williams ha afirmado que ha sido un "enorme" privilegio estar al frente de la comunión anglicana, que ha calificado de "gran tesoro", al tiempo que ha admitido las dificultades por las que atraviesa la iglesia en muchas áreas, entre ellas la relativa a la consagración de mujeres obispo. "Creo que es un trabajo de inmensa exigencia y espero que mi sucesor tenga la constitución de un buey y la piel de un rinoceronte", ha dicho en una declaración divulgada a la prensa. "Pero creo que tendrá que mirar con ojos positivos y de esperanza en una iglesia que, con todos sus problemas, es para mucha gente un lugar al que se recurre en momentos de necesidad y crisis, un lugar donde encontrar inspiración", ha añadido.

Williams ha reconocido que este año habrá "distintos hitos" en el seno de la iglesia, en particular el debate sobre las mujeres obispo. Por esta razón, ha considerado que ha llegado el momento de "cambiar" en su trayectoria y hacer algo distinto. "Cuando se presenta una posibilidad que parece atractiva y creíble [por el puesto en Cambridge], parece correcto pensar en ello", ha apuntado el religioso, quien lleva 20 años como obispo.

En estos últimos años, Williams ha tenido que afrontar las divisiones internas por las batallas entre liberales y tradicionalistas, especialmente en asuntos como los matrimonios homosexuales y la ordenación de mujeres obispo.

La llamada Comisión de Candidaturas de la Corona (CNC, por sus siglas en inglés) será la encargada de seleccionar a los posibles candidatos para sustituir a Williams, cuyo sucesor será designado por la reina Isabel II. Su predecesor fue lord Carey, quien fue arzobispo de Canterbury durante 11 años hasta su retirada en 2002 a los 66 años.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...