El imán de Lleida acusa al alcalde de buscar cualquier excusa para justificar el cierre de la mezquita

El edil calificó al religioso de fundamentalista y considera que la única solución viable es que la comunidad construya una nueva mezquita

El imán de la mezquita de la calle Nord de Lleida, Abdelwahab Houzi, ha replicado hoy al alcalde de la ciudad, Àngel Ros, quien ha calificado al líder religioso de fundamentalista, que éste "busca cualquier excusa para justificar" el cierre del oratorio.

Houzi considera que lo que está pasando en Lleida es "muy grave", primero con la prohibición del uso del velo integral en los espacios municipales y ahora con el cierre de la principal mezquita de la ciudad por exceso de aforo.

Acusaciones del alcalde

Sobre las acusaciones de Àngel Ros, que ha advertido que no tolerará "que ningún imán fundamentalista altere la convivencia de la ciudad", en alusión a Houzi, éste ha respondido que lo único que pretende el alcalde con este tipo de declaraciones es "buscar cualquier excusa para justificar el cierre de la mezquita".

Además, ha añadido Houzi, "el fundamentalismo ha aparecido hace uno o dos años y el imán de la mezquita es el mismo desde hace catorce". En medio de esta polémica, unos 80 musulmanes han acudido hoy nuevamente al recinto ferial de los Campos Elíseos para rezar en grupo, pese a que el Ayuntamiento sólo ha dado autorización a la comunidad islámica para utilizar el recinto los viernes, que es cuando hay una mayor afluencia de fieles.

Rezando en el recinto

El imán ha dicho que seguirán yendo a rezar bajo las marquesinas del recinto, utilizado entre semana como aparcamiento, mientras la mezquita del Nord permanezca cerrada y el Ayuntamiento no les ceda un nuevo local en el que poder orar, cree que no hay ninguna ley que prohíba rezar mientras no se moleste a nadie y ha recordado que "los musulmanes tienen la obligación de rezar juntos cinco veces al día".

La comunidad musulmana ve con buenos ojos poder seguir rezando en este pabellón el resto de días de la semana y durante el mes de agosto, que es cuando se celebra el Ramadán, ya que tiene la amplitud suficiente para acoger a un gran número de fieles y "está apartado de la ciudad y no molesta a nadie, ni a peatones ni a coches". "Hemos solicitado un local para el Ramadán y, si no, seguiremos rezando aquí", ha asegurado Houzi.

Para el alcalde la única solución viable a esta problemática es que la comunidad construya una nueva mezquita en el solar del polígono industrial Segre cedido por el propio Ayuntamiento. Sin embargo, el proyecto está paralizado desde hace tres años por la falta de financiación.

Musulmanes rezan Lleida

Un grupo de musulmanes rezando en el recinto ferial los Campos Elíseos, utilizado como aparcamiento entre semana. ARCHIVO

Archivos de imagen relacionados

  • Musulmanes rezan Lleida
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...