El Govern quiere un arzobispo de Barcelona catalán

A la espera del relevo de Sistach desea alguien «bien imbuido de lo que hoy es Catalunya»

El director general de Asuntos Religiosos de la Generalitat, Enric Vendrell, ha remarcado que no se entendería y sería «muy negativo para el país» que el futuro relevo del actual cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, no conociera la realidad catalana actual.

En una entrevista ha asegurado que al Gobierno catalán le gustaría un arzobispo que fuera plenamente consciente de la realidad catalana, y ha considerado que sería muy negativo nombrar a alguien que «no estuviera realmente bien imbuido de lo que hoy es Catalunya«.

Ha considerado que todo hace pensar que el Papa Francisco tendrá la realidad catalana en cuenta, y ha remarcado que «no se entendería que pusiera al frente del Arzobispado a una persona, no digo ya que no fuera nacido aquí, sino que no conociera en profundidad la realidad del país. Es bastante impensable».

Forcades y Caram

Ante el revuelo mediático que han despertado recientemente las monjas Teresa Forcades y Lucía Caram, ha asegurado que no cree que «haga ningún daño» que religiosos puedan entrar en política y cree que es una situación que todavía no está normalizada.

«Es como cuando un obispo o conferencia episcopal se posicionan o dicen qué piensan, se generan unas reacciones como si aquella entidad no tuviera derecho a posicionarse. No es normal», ha remarcado Vendrell.


COMENTARIO: La no separación entre Iglesia y Estado no consiste sólo en que las iglesias se inmiscuyan en el Estado como si fueran instancias de carácter público. También ocurre al revés, cuando son las administraciones las que se meten donde no les corresponde. Aquí tenemos un triste ejemplo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...