El Gobierno de Costa Rica asiste a la misa del 2 de agosto que el obispo utiliza para atacar el aborto, las uniones gay o al educación sexual

Miles de personas, incluidas el Presidente de la República, Luis Guillermo Solís y parte de sus ministros, presenciaron como en la misa de este 2 de agosto, el obispo de San Isidro de El General, Fray Gabriel Enrique Montero arremetió contra las uniones homosexuales y el aborto.

El religioso cuestionó que el Gobierno haga “esfuerzos por elevar la conciencia del pueblo respecto a la dignidad de la persona humana y su igualdad de derechos y deberes”, pero que al mismo tiempo promueva proyectos de Ley para permitir las uniones entre personas del mismo sexo y prácticas abortivas.

El obispo hacía referencia a la convocatoria que hizo el Gobierno la semana anterior, del proyecto de Ley sobre sociedades de convivencia y además, de la consulta facultativa que remitió el Gobierno de Luis Guillermo Solís a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para determinar si el marco jurídico costarricense respeta lo establecido en la Convención Interamericana de Derechos Humanos, la cual Costa Rica suscribió y por tanto está obligada a respetar y cumplir.

Para el obispo Fray Enrique Montero, los proyectos sobre uniones homosexuales y aborto “buscan más bien favorecer a ciertos intereses económicos tanto nacionales como extranjeros” y dijo que la Iglesia es víctima de ataques desde “varios frentes”.

Inclusive, el religioso arremetió contra las clases de educación sexual que se empezaron a impartir en la materia de Ciencias Naturales recientemente, aunque en esta, al igual que con Religión, su asistencia es optativa.

Enrique Montero calificó estas lecciones como de una “educación sexual basada en una concepción mecánica y hedonista de la sexualidad”, al mismo tiempo que dijo que están siendo usadas para “proponer nuevos modelos de unión entre parejas presentados como iguales o hasta mejores que la institución tradicional del matrimonio cristiano, como alternativas igualmente válidas para la maduración y felicidad para las mismas parejas”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...