El Gobierno de Bolivia y la Iglesia Metodista firman el primer Acuerdo en el marco de la nueva Ley de Libertad Religiosa

Nuevamente se vulnera la laicidad del Estado en un país que dice ser constitucionalmente un Estado laico. Por una parte se configura un multiconfesionalismo y se da paso a un marco de relaciones en las que se asignan a las confesiones religiosas funciones propias del Estado, especialmente en salud, educación con lo que supone ceder a las iglesias ámbitos tan sensibles para el adoctrinamiento o la imposición de normas morales religiosas. El propio acto denota una utilización simbiótica del Estado y la religión.


El presidente Evo Morales destacó que es “el primer convenio que se firma en el marco de la nueva Ley de Libertad Religiosa” que permitirá una mejor coordinación con las institución del Estado.

La Iglesia Metodista de Bolivia le entregó este viernes al presidente Evo Morales un cayado como símbolo de “firmeza, autoridad y mando espiritual”. El Gobierno y el bloque religioso firmaron el primer acuerdo interinstitucional en el marco de la nueva Ley de Libertad Religiosa.

“Me permito entregar, señor presidente Evo Morales, el cayado que dentro de nuestra iglesia representa firmeza y autoridad y el bastón de mando espiritual y así como Moisés ha utilizado este cayado. Hermano Presidente, a nombre de la Iglesia Metodista en Bolivia, quiero entregarte (este símbolo) con mucho cariño y con mucho amor”, señaló el obispo de esa iglesia, Antonio Huanca.

Entregó el largo bastón de madera que luego el gobernante levantó. “Este el primer convenio que se firma en el marco de la nueva Ley de Libertad Religiosa”, destacó el jefe del Estado boliviano.

El 11 de abril fue promulgada la Ley 1161 de Libertad Religiosa, Organizaciones Religiosas y de Creencias Espirituales que, entre otros aspectos, fija la “igualdad” entre todas las creencias y norma la rendición de cuentas financieras.

Morales explicó que el acuerdo garantiza el funcionamiento y el trabajo de ese grupo de religiosos en Bolivia y da lugar a una mejor coordinación en la ejecución de programas y proyectos con las instituciones estatales en materia de salud, educación y desarrollo rural, entre otros.

Asimismo, destacó el acompañamiento de la iglesia “con oraciones y alimentos” en las “luchas” de los sectores sociales en la época neoliberal “buscando justicia para nuestra querida Bolivia”.

“Nuevamente, a nombre del Gobierno nacional, expresar nuestro máximo reconocimiento, nuestro respeto a la Iglesia Metodista al servicio del pueblo, fundamentalmente al servicio de los más humildes, de los más pobres”, sostuvo el mandatario.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...