El Gobierno avisa a los objetores

La vicepresidenta De la Vega dice que el Ejecutivo velará por la asistencia a la asignatura de Educación para la Ciudadanía · El nuevo Bachillerato posibilita repetir el primer curso y cursar materias del segundo

Ya faltan tan sólo días para que un nuevo curso escolar entre en velocidad de crucero, una vez que los centros educativos de todas las autonomías hayan iniciado la actividad docente. Mientras, continúa la polémica con la asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC) que este curso se generaliza en Secundaria.

Así, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró ayer, después de la reunión del Consejo de Ministros, que el Ejecutivo empleará todos los recursos a su alcance para que todos los alumnos asistan a las clases de la asignatura obligatoria EpC, en alusión a los objetores. De la Vega insistió en que se aplicará la ley de forma de que si un alumno suspende dos asignaturas obligatorias, entre ellas EpC, "no pasará de curso".

"No es admisible que ninguna administración pública aliente a nadie a incumplir la ley", subrayó Fernández de la Vega, en alusión a las comunidades autónomas que han dado respaldo al movimiento objetor, más o menos explícitamente, como Valencia o Madrid. La vicepresidenta indicó que la asignatura ha sido aprobada en el Parlamento y, por tanto, de forma que "si no re respetan las leyes, no se respeta a los ciudadanos". En este curso escolar que se inicia, el Gobierno usará todos los instrumentos que están en sus manos para hacer cumplir la ley, enfatizó.

Mientras las nuevas normas entran en vigor, los padres asumen como pueden, tras las vacaciones, la cuesta de septiembre por lo costoso del material, uniformes, matrículas… Algunos incluso tienen que solicitar créditos para poder afrontar todos estos gastos que supone la vuelta al colegio. Además de la novedad de EpC para todos los alumnos de Secundaria, en este curso escolar comenzará a impartirse el nuevo Bachillerato resultante de la Ley Orgánica de Educación (LOE), que introduce la posibilidad de repetir el primer curso y avanzar, en determinadas condiciones, en materias de segundo, como novedad significativa respecto al anterior, correspondiente a la Ley Orgánica General del Sistema Educativo (Logse).

El nuevo Bachillerato se podrá cursar en régimen ordinario durante cuatro años, consecutivos o no. Se pasará al segundo curso cuando se superen todas las materias o se tenga dos suspensas como máximo; en este segundo caso, el alumno deberá matricularse de las asignaturas pendientes. "Quienes promocionen a segundo curso -precisa el Real Decreto que lo regula- y tengan evaluación negativa en tres o cuatro materias podrán optar repetir el curso en su totalidad o por matricularse de las materias de primero con evaluación negativa y ampliar dicha matricula con dos o tres materias de segundo en los términos que determinen las administraciones educativas".

El Bachillerato se organiza en tres modalidades: Artes, Ciencias y Tecnología, y Humanidades y Ciencias Sociales. Todos los alumnos estudiarán la nueva asignatura Ciencias para el Mundo Contemporáneo sobre temas científicos relevantes como el cambio climático y la ingeniería genética.

Otra de las novedades para este curso 2008-2009, es que el Instituto de Evaluación (IE), dependiente del Ministerio de Educación, examinará en la primavera de 2009 la competencia matemática, lingüística, científica y social de una muestra aleatoria representativa de alumnos de cuarto de Primaria de toda España, aparte de las que efectúen las comunidades autónomas.

Las comunidades organizarán en todos los centros escolares, desde este curso y con criterios de homogeneidad, "una evaluación de diagnóstico" de las competencias básicas de los estudiantes que terminan cuarto de Primaria (10-11 años) y segundo de Secundaria Obligatoria (13-14 años), de acuerdo con la Ley Orgánica de Educación (LOE) aprobada en 2006.

En relación con las pruebas de diagnóstico citadas, tendrán carácter formativo y orientador para los centros e informativo para las familias y para el conjunto de la comunidad educativa. "En ningún caso, ni la evaluación del ministerio ni de las comunidades autónomas servirán para hacer un ránking de los centros, nunca se publicará qué colegio gana y cuál pierde porque no es ese el objetivo, ni mucho menos", insisten las fuentes ministeriales consultadas.

La LOE, según las recomendaciones de la UE, estableció que los alumnos deben adquirir una serie de "competencias básicas" que les permitan desenvolverse con éxito en el mundo que les toca vivir, y eso es lo que se pretende comprobar. La evaluación del IE, que se basará en una prueba piloto efectuada este año, se aplicará a los alumnos de segundo de ESO el curso 2009-2010.

Además de los resultados académicos, el estudio impulsado desde el Ministerio de Educación tendrá en cuenta la realidad socio-económica y cultural de los alumnos y de los centros donde estudian porque es una evaluación para conocer cómo funcionan todos los factores del sistema educativo.

Las novedades de este curso académico se completan con las nuevas enseñanzas de tercero y cuarto de Primaria, segundo y cuarto de Secundaria Obligatoria, la Educación Infantil y el nivel avanzado de las enseñanzas de idiomas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...