El exobispo de Brujas abusó de otros menores de un centro de acogida

Así lo han denunciado afectados y testigos en la revista flamenca ‘Humo’

El exobispo de la diócesis de la ciudad belga de Brujas Roger Vangheluwe, que en 2010 dimitió de su cargo al confesar que había abusado de un menor, habría violado regularmente a varios niños de un centro de acogida en Bélgica cuando aún era sacerdote, según ha publicado Humo.

La revista flamenca recoge los testimonios de varias de las supuestas víctimas, una de las cuales afirma que en el centro de acogida se impuso "una ley del silencio" para no hablar de los abusos del exobispo, que se infligieron hacia mediados de los 80.

Vangheluwe incluso se habría llevado a algunos de los niños a su residencia episcopal, según otra de las víctimas, que también señala la responsabilidad de una monja que acompañaba al antiguo obispo de Brujas durante sus visitas al centro.

Por su parte, uno de los responsables del centro de acogida ha confesado que Vangheluwe tenía "un comportamiento demasiado íntimo" con los niños, aunque según dice nunca sospechó que se tratara de un pederasta.

Vangheluwe pagó a la familia para que no le denunciaran

Vangheluwe, uno de los altos cargos eclesiásticos implicados en los múltiples casos de pederastia cometidos por religiosos entre 1960 y mediados de 1980 y que salieron a la luz en una investigación judicial concluída el año pasado, ha declinado hacer declaraciones sobre el tema al citado medio.

El Vaticano envió al pederasta a un retiro forzoso a Francia, donde fue sometido a un tratamiento espiritual y psicológico. Pero no juzgó los abusos, debido a que el exobispo pagó a la familia para que no le denunciaran antes del plazo y el delito prescribió. Sin embargo, el Gobierno belga sí pudo dotar a Vangheluwe con una pensión neta de 2.800 euros al mes, equivalente al 75% del salario que percibía cuando aún estaba en el cargo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...