El cura de Toledo que negó la catequesis a los niños que cursaran EpC rectifica

Si no estás conmigo, estás contra mí. Así había interpretado un cura del municipio toledano de Villanueva de Bogas la campaña emprendida por la Conferencia Episcopal contra la nueva asignatura obligatoria Educación para la Ciudadanía (EpC). Según informa El País, este párroco ha repartido una carta entre los padres de los niños que acuden a catequesis en la que advierte de que “las parroquias se guardan el derecho de poder negar a alguien la catequesis si no se presenta dicha objeción de conciencia”.

El Arzobispado de Toledo -a cuyo frente está el cardenal Cañizares, uno de los más beligerantes con la nueva asignatura-, en un nota aclaratoria, aclaró que tras consultar con el párroco de Villanueva de Bogas", éste "rectifica lo expresado literalmente en su carta y aclara que no pretende excluir a nadie, que esté en las debidas condiciones, de la recepción de los sacramentos".
"Éste es su verdadero pensar y sentir", dice el Arzobispado, que aclara que "el que los niños reciban la Primera Comunión no está supeditado al ejercicio o no, por parte de los padres, del derecho de objeción de conciencia respecto a la asignatura de Educación para la Ciudadanía".

El controvertido párroco, animado por la pastoral difundida por el arzobispado, decidió aplicar su propia receta contra la asignatura. “Los padres que se consideren cristianos y quieran que sus hijos se eduquen en los valores y principios morales del Evangelio, deben presentar en la secretaría del colegio la objeción de conciencia lo antes posible, ya que esta asignatura va frontalmente en contra de estos valores y principios”, escribió en una carta dirigida a los padres.

Cañizares: “EpC es inaceptable”
El documento iba acompañado de la carta Pastoral del arzobispo de Toledo y cardenal primado de España, Antonio Cañizares, que se leyó en la misa del pasado domingo en todas las iglesias católicas de la provincia. En ella, Cañizares asegura: “Esta EpC es inaceptable en la forma y en el fondo: en la forma, porque impone legalmente a todos una antropología que sólo algunos comparten y, en el fondo, porque sus contenidos son perjudiciales para el desarrollo integral de la persona”.

Rouco y los totalitarismos
Este mismo documento ha sido divulgado también por la revista del arzobispado de Madrid, Alfa y Omega, que ha intensificado en su última edición su particular guerra contra EpC. Para Rouco Varela, esta asignatura significa el no cumplimiento de la Constitución, impone una ideología de género y cae en la “tentación del totalitarismo”. Afirma que no puede negarse a los padres de familia y a los alumnos mayores de edad “el recurso legítimo a la objeción de conciencia”.

El PP, fiel aliado
Del libelo de Rouco da cuenta también el último informe de Profesionales para la Ética, una activo grupo ultracatólico que aconseja a los padres cómo ejercer la objeción. Según dicho informe, donde gobierna el PP, “por lo general, se intenta limitar su fuerte contenido ideológico, mientras que, por ejemplo, Cataluña y Andalucía enseñarán que sus Estatutos son fuentes de moral, y en el País Vasco se aprenderá a `desarrollar un pensamiento crítico ante los modelos´ que transmite la familia”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...