El Congreso Judío Mundial juzga «inoportuno y prematuro» beatificar a Pío XII

El Congreso Judío Mundial (CJM) juzgó este lunes de "inoportuno y prematuro" el proyecto del Vaticano de beatificar a Pío XII, el controvertido Papa a quien se le recrimina guardar silencio durante el Holocausto.

"Mientras se mantengan cerrados los archivos del papa Pío XII fechados del periodo crucial de 1939 a 1945 y no haya un consenso sobre su acción (o inacción) ante la persecución de millones de judíos durante el Holocausto, una beatificación es inoportuna y prematura", estima el presidente del CJM, Ronald Lauder, en un comunicado divulgado en Bruselas.

Lauder apunta además que "aunque es de competencia única de la Iglesia católica decidir a quién se otorgan los honores religiosos", existe una "gran preocupación sobre el papel político del papa Pío XII durante la Segunda Guerra Mundial que no debería ser ignorado".

El presidente del CJM solicita al Vaticano abrir "inmediatamente" todos los archivos existentes de la época de Pío XII para que investigadores internacionales puedan disipar las dudas, una petición formulada igualmente el domingo por el gobierno israelí.

El Vaticano y Joseph Ratzinger, el papa alemán que era adolescente durante la época nazi, están convencidos de que Pío XII salvó a numerosos judíos en Europa permitiéndoles ser acogidos en instituciones religiosas y que si guardó silencio fue para no agravar más su situación. La Santa Sede se apoya en archivos del Vaticano aún inaccesibles o que están siendo clasificados.

El papa Benedicto XVI proclamó el sábado "venerables" a dos figuras emblemáticas de la historia reciente de la Iglesia católica, Juan Pablo II y Pío XII, abriendo la vía a su beatificación. La decisión del papa constituye la última etapa antes de su beatificación, que se producirá después de que se certifique que se ha producido un milagro gracias a su "intercesión".

En este contexto, Benedicto XVI recordó este lunes su "estremecedora" visita al museo del Holocausto en Vad Yashem. En un discurso ante la Curia romana en vísperas de Navidad, el Papa estimó que su visita a Yad Vashem "supuso un encuentro estremecedor con la crueldad humana, con el odio de una ideología ciega que, sin ninguna justificación, envió a millones de personas a la muerte".

En referencia al nazismo, Benedicto XVI estimó que "en un análisis extremo (esta ideología) incluso trató de expulsar a Dios de la Tierra, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de Jesucristo".

En el Memorial Yad Vashem de Jerusalén consagrado al recuerdo y al estudio del genocidio, la fotografía de Pío XII está acompañada de una leyenda que lo acusa de no haberse opuesto al Holocausto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...