El Colegio del Pilar, el único que paga la fianza para mantener un aula concertada en Valencia

El Colegio del Pilar de València ha abonado la fianza de 187.000 euros exigida por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana para mantener el concierto que la Conselleria de Educación no renovó en una unidad de Bachillerato.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia ordenó el pasado 28 de julio el mantenimiento cautelar del concierto de una unidad de Bachillerato en el centro de la Compañía de María-Marianista, para lo cual debía depositar un aval económico como garantía para responder al coste.

El Tribunal respondió así a las peticiones del colegio y de la Asociación de Padres de Alumnos del Colegio nuestra Señora Del Pilar de Valencia, que solicitaron esta medida cautelar ante la decisión autonómica de suprimir el concierto de una unidad de Bachillerato del centro educativo. La Sala desestimó inicialmente el mantenimiento cautelar del concierto porque consideró que el centro no había acreditado suficientemente la necesidad de la medida. El colegió recurrió y aportó los datos de alumnos afectados por la supresión de la unidad, por lo que finalmente el Alto Tribunal Valenciano ha determinado suspender provisionalmente la extinción del concierto.

El Colegio del Pilar de Valencia es el único de los seis los centros a los que el TSJCV ha devuelto provisionalmente los conciertos que no habían sido renovados por la Conselleria de Educación que ha pagado el aval. Los otros cinco -Domus de Godella, La Purísima de Alzira, La Purísima de Valencia, La Salle de Alcoi y Saint patrick de Bétera, decidieron no acometer el gasto.

A cinco días del inicio del curso solo uno de los seis colegios a los que la Sección IV de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunitat Valenciana ha devuelto de forma cautelar las aulas concertadas suprimidas por la Conselleria de Educación ha depositado el aval bancario que exige el alto tribunal. En todos los autos el TSJ reclama una garantía equivalente al importe del concierto de la unidad suprimida durante dos años, plazo medio de tramitación y resolución de los recursos que llegan a la Sala.

El TSJ informó ayer que el Colegio El Pilar de València, al que Educación no ha renovado el concierto de una de sus cuatro líneas de Bachillerato, ha abonado la caución exigida. El centro de los Marianistas ha aportado un aval bancario por importe de 187.000 euros, cuantía que equivale a la financiación pública que recibirá en dos años en concepto de concierto educativo por un aula de primer curso de Bachillerato.

El próximo curso 2018-19, cuando Educación deje de concertar una de sus cuatro aulas de segundo de Bachillerato, deberá presentar otro aval de más de 93.000 euros para conservar dicha unidad.

El TSJ ha emitido seis autos en los que acuerda el mantenimiento cautelar este curso que empieza el lunes del concierto educativo en enseñanza no obligatoria no renovados por la Conselleria de Educación. El alto tribunal enmienda así la planificación educativa que el departamento del conseller Vicent Marzà ha realizado en virtud del nuevo decreto de conciertos de la Generalitat que condiciona la financiación de aulas privadas en etapas no obligatorias (Infantil, Bachillerato y FP) a que la pública no cubra la demanda.

De las 27 aulas de 1º de Bachillerato no renovadas por Educación para este curso, el alto tribunal ha estimado el mantenimiento cautelar de siete de ellas. La conselleria financiará para los próximos cuatro años 377 aulas de primero de Bachillerato, el 86,8 % de las 404 concertadas por el PP.

Los colegios a los que el TSJ permite mantener aulas concertadas de 1º de Bachillerato suprimidas si depositan la fianza son: los centros La Purísima que las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada tienen en València (dos aulas ) y Alzira (un aula), Domus de Godella (dos aulas), La Salle de Alcoi (un aula) y El Pilar de València (un aula). A esto cabe sumar un aula de 3 años del Centro de Educación Infantil (CEI) Saint Patrick de Bétera.

Tanto Domus de Godella como La Salle de Alcoi han renunciado a depositar el aval, aunque mantienen el recurso contencioso administrativo para recuperar las aulas a las que Educación ha retirado el concierto. El director de La Salle de Alcoi, Marc Segura, considera «inviable» para el centro hacer frente a un aval de 187.000 euros que el próximo curso habría que incrementar en más de 93.000 euros. El objetivo de la caución es que si finalmente el TSJ falla a favor de conselleria, resarcir a la Administración del coste del concierto. En el caso de Domus, al ser el doble de unidades, el aval se duplica. Fuentes del Colegio La Purísima de València explicaron ayer que siguen trabajando por reunir el aval que les permita recuperar sus dos unidades de 1º de Bachillerato a las que Educación ha retirado el concierto para este curso.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...