El cardenal de Madrid contradice la línea de la cúpula episcopal sobre el Gobierno que había pedido «rezar por España»

Carlos Osoro pide diálogo y no dejarse «arrastrar por la polarización» para «trabajar por un proyecto común» una vez investido Pedro Sánchez presidente del Gobierno

El cardenal de Madrid, Carlos Osoro, se desmarca de la línea marcada por la cúpula episcopal española hace unos días sobre el Gobierno de coalición. Una nueva grieta entre los obispos más conservadores y el hombre del papa Francisco en España. Frente a la «inquietud» por la «situación crítica» manifestada por el presidente y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez y Antonio Cañizares justo antes del inicio del pleno de investidura de Pedro Sánchez, Osoro ha pedido diálogo y «trabajar por este proyecto común que es España».

Osoro se ha desmarcado así de Blázquez y Cañizares, en un tweet publicado justo después de la elección de Sánchez como presidente del Gobierno este martes. También anima a que «no nos dejemos arrastrar por la polarización».

«Con las reglas de juego que todos nos hemos dado, alcancemos acuerdos y trabajemos por este proyecto común que es España», añade Osoro, en una postura muy diferente a la del cardenal Cañizares, quien este fin de semana enviaba una carta a todos los católicos en la que les invitaba a que «en todas las iglesias se ore por España, que se eleven oraciones especiales por España, que en todas las Misas se ore por España, en los conventos de vida contemplativa se ore intensamente por España».

En la carta, que lleva por título un revelador «En esta hora crucial para España, ¡orad por España!», el purpurado considera que el país se encuentra ante una «situación crítica, de verdadera emergencia de cara su futuro».

La petición de diálogo de Osoro, considerado junto al cardenal Omella como uno de los hombres del papa Francisco en España, contrasta con la del presidente de la CEE, Ricardo Blázquez, quien en una reciente entrevista manifestaba su «inquietud» ante el pacto PSOE-Unidas Podemos, y anunciaba que los obispos estarían «muy alerta» de sus consecuencias, y es la primera reacción de un líder eclesiástico católico tras el respaldo del Congreso.

Sin felicitación electoral

Se da la circunstancia de que la Conferencia Episcopal española aún no ha felicitado al líder del PSOE, como era norma habitual tras haber ganado las elecciones el pasado 10-N. En noviembre, el secretario general de la CEE, Luis Argüello, argumentaba que «estamos en un periodo de casi cuatro elecciones seguidas», por lo que «la felicitación tiene sentido cuando se haya logrado ya conseguir un Gobierno». Algo que acaba de producirse. Fuentes consultadas apuntan a que, siguiendo la lógica, el cardenal Blázquez enviará una carta de felicitación al presidente reelecto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...