El avance por la igualdad de las mujeres árabes es ‘muy lento’, denuncia Bachelet

La directora ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, ha lamentado que la masiva presencia de mujeres en las revoluciones de la llamada Primavera Árabe no se tradujo más tarde en progresos en su representatividad política.

"Las mujeres han sido esenciales en los logros conseguidos en el mundo árabe, pero después no las hemos visto representadas en los procesos de transición", ha denunciado Bachelet en Rabat, lugar elegido para celebrar el Día Internacional de la Mujer.

La ex presidenta de Chile ha atribuido a esta situación a "una especie de conspiración contra las posibilidades de las mujeres". Por todo ello, ha concluido que el avance por la igualdad de las mujeres árabes es "muy lento".

Desde una óptica más global, Bachelet ha recordado que sólo 32 países en el mundo han alcanzado un nivel igual o superior al 30% de representación femenina.

Bachelet ha resaltado las competencias de la mujer y puso como ejemplo su propio perfil como responsable política, profesional y madre de tres hijos, tras lo cual ha afirmado que la mujer puede compaginar todas estas responsabilidades.

Elogios a Marruecos

Bachelet ha elogiado las reformas constitucionales emprendidas por Marruecos en el ámbito de la mujer (como la firma del Convenio internacional para la eliminación de toda forma de discriminación o la inclusión del objetivo de la paridad en la nueva Constitución), pero ha insistido en que estos logros deben verse traducidos en leyes y en políticas.

Asimismo, ha subrayado que, a pesar de los progresos realizados, hace falta adoptar medidas políticas concretas con el fin de mejorar la vida y la inclusión de las mujeres. Solo una mujer forma parte del Gobierno marroquí, que integra 31 carteras. Mientras las ministras a escala internacional suponen un 16,7%, en el mundo árabe no superan el 7%.

Bachelet ha evitado toda mención a la religión musulmana como parte del problema de la discriminación de la mujer (pese a que fue expresamente interrogada sobre el tema), y ha preferido recordar que todos los países tienen derecho a elegir su propio camino hacia la democracia, siempre que la democracia signifique inclusión.

La mujer rural, la más vulnerable

Por otra parte, Bachelet ha insistido en que es prioritario apoyar a la mujer rural en el mundo, porque es la que más sufre la disparidad y la desigualdad de derechos entre los dos sexos.

"Una persona de cada cuatro en el mundo es una mujer o una joven rural" ha afirmado la ex ministra de Defensa de Ricardo Lagos, quien ha recordado que precisamente ellas sufren desigualdades profesionales en cuanto a horas de trabajo y una remuneración escasa o inexistente.

A este respecto, la responsable de ONU-Mujer ha declarado que un igual acceso de las agricultoras a los recursos permitirá la reducción de "100 a 150 millones en el número de personas que sufren hambruna en el mundo".

Igualmente, garantizar un sueldo para la mujer, así como el derecho de propiedad y la posibilidad de acceder a créditos permitiría, según Bachelet, "disminuir el número de los niños que sufren malnutrición".

Según las estadísticas de la ONU, los 59 países que celebraron elecciones en 2011, 17 de ellos han introducido un sistema de cuota femenina. Las mujeres obtuvieron el 27% de los escaños en esos países, comparado al 16% en los países sin cuotas.

Archivos de imagen relacionados

  • Bachelet ONU2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...