El arzobispo llama a la objeción frente a la asignatura de Ciudadanía

Monseñor Martínez afirma que «imponer juicios sobre la realidad» es una tarea que «corresponde a las religiones».El arzobispo de Granada arremetió ayer contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía y se ha unido así a un grupo de

El arzobispo de Granada, Javier Martínez, volvió a criticar duramente al Gobierno socialista y, en concreto, a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que los alumnos de primaria comenzarán a cursar a partir del próximo año escolar, según las previsiones del Ministerio.

Martínez, que siempre se ha distinguido por atacar abiertamente las decisiones del Ejecutivo socialista, afirmó que el Estado rebasa sus competencias al decidir impartir la asignatura de Educación para la Ciudadanía, ya que "su misión es servir a la sociedad y no imponerle juicios sobre la realidad". Una tarea, apuntó, que "siempre ha correspondido a las religiones".

En declaraciones a la agencia Efe, el arzobispo, que asistió en el día de ayer al acto de toma de posesión de los nuevos vicarios generales, manifestó también que la objeción de conciencia frente a esta asignatura, que estará vigente en el próximo curso, es "un derecho" que tienen los padres.

Además, como argumento, quiso recordar que "quien nos gobierna lo ha usado muchas veces cuando ellos estaban en otra situación".

Imposiciones. En este sentido, criticó que el Estado trate de "imponer" a la sociedad unos juicios determinados sobre la realidad, lo que "ha sido siempre tarea de las religiones y que el Estado se convierta en una religión es algo peligrosísimo", añadió monseñor.

El máximo representante de la Iglesia de Granada se une de esta manera a otras instancias religiosas y organizaciones como el Foro de la Familia, que han llamado a la objeción de conciencia de profesores y padres de alumnos contra una ley aprobada en el Congreso de los Diputados.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...