«El arzobispo de Zaragoza me está ofreciendo 200.000 euros para que no vaya a jucio»

Diego Galar, ex adjunto al rector en la Universidad San Jorge (USJ), centro dependiente del arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, ha demandado a la institución por despido nulo «con violación de Derechos Fundamentales».

Galar fue cesado por una conversación privada en la que criticó al presidente del Patronato del que depende la universidad, Enrique Ocejo, ex gerente de Urbanismo del ayuntamiento Zaragoza condenado por falsedad documental. Molesto por esta vulneración de su intimidad y por los modos del despido, el ex adjunto al rector ha llevado la cuestión a los tribunales y, tal como cuenta, desde entonces no deja de recibir visitas y mensajes del arzobispo Ureña, cuyo nombre suena con fuerza en las quinielas para relevar al cardenal de Toledo, Antonio Cañizares. “El arzobispo me está ofreciendo 200.000 euros para que no vaya a juicio”, ha denunciado Galar a El Plural.

La USJ es un centro “humanista y cristiano” ubicado en Villanueva del Gallego, localidad en plena eclosión urbanística a escasos kilómetros de Zaragoza. La institución comenzó su andadura en 2005 gracias a una cesión de terrenos municipales. Fue el pasado 30 de septiembre, sin embargo, cuando la polémica desembarcó en el centro de la mano del nombramiento del presidente del Patronato, Enrique Ocejo.

El Currículum del presidente…
Ocejo asumió el cargo de prisa y, curiosamente, en una ceremonia atípica celebrada en la clínica Montpellier en la que el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, que acudió a la ceremonia con bata y gotero, estaba ingresado. Galar ha explicado a este periódico que, por su perfil, el nuevo presidente no le parecía la persona más apropiada para el cargo: ex gerente de Urbanismo de Zaragoza y ex director del Centro Municipal de Ordenación del Territorio, había sido condenado por falsedad documental a una pena de siete meses de cárcel, con suspensión del cargo y una multa de 50.000 pesetas.

…Y sus relaciones con el PP
En su momento, el actual presidente del Patronato trabajó en el Ayuntamiento de Zaragoza a las órdenes de la actual presidenta del PP de Aragón, Luisa Fernanda Rudi. “Es un señor que está asociado a la derecha más dura en esta comunidad, va en una línea completamente radical. Rudi era alcaldesa –entre 1995 y 2000- cuando este fue condenado, y tuvo que echarlo del ayuntamiento porque la Justicia le inhabilitó”. ¿Por qué le eligió el arzobispo entonces? Siempre según el ex adjunto al rector, se trataría de una especie de pago de favores: Ocejo habría financiado al Arzobispado las torres de la Basílica del Pilar, una obra con un coste de 2 millones de euros.

Hipotecando la Universidad
Pago de favores o no, cuando el nuevo presidente del Patronato asumió el cargo, decidió hipotecar los terrenos de la USJ aprobando un crédito por 19 millones de euros que se materializó el pasado mes de noviembre, a pesar de la oposición del Rectorado. Empezó entonces lo que Galar denomina “purga ideológica”: las voces contrarias fueron apartadas o, como en su caso, cesadas. Su turno llegó el 27 de noviembre, cuando recibió el comunicado oficial de su despido.

La demanda…
Motivado por estos hechos y, sobre todo, por la carta de despido que incluía una escucha telefónica de una conversación privada, el ex adjunto al rector presentó el 12 de diciembre pasado una demanda por despido nulo con “violación de derechos fundamentales y libertades públicas del trabajador” – libertad de opinión, intimidad y secreto de las comunicaciones, entre otras-, en el Juzgado de lo Social de Zaragoza

…Y las ofertas
Sería esta denuncia la que habría movilizado al arzobispo Ureña que, desde entonces, no dejaría de cortejar al ex adjunto al rector. “El arzobispo me está ofreciendo dinero para que no vaya a juicio”, ha aseverado Galar a El Plural. “Él personalmente me ha ofrecido 200.000 euros”, ha proseguido, explicando que esta cantidad es al menos 10 veces superior a la que le corresponde por su despido. Además, según pasa el tiempo, las ofertas subirían. “Hace unos días, un intermediario me ofreció 300.000 euros”, ha declarado a este diario.

“Purga ideológica”
“Mi cabeza la cortan por denunciar dos cosas: una operación urbanística que era una financiación de la universidad más que dudosa y el nombramiento de un presidente que no es, evidentemente, idóneo (…). A nadie le pasa desapercibido que el señor Ureña ha hecho una purga ideológica en la Universidad. Yo soy una persona de izquierdas, he sido desde siempre miembro del PSOE, y que denunciara la operación que pretenden hacer en el centro no le ha gustado en absoluto”, ha explicado.

Cita en los Juzgados
Asimismo, el ex adjunto al Rector ha insistido en que el arzobispo “tiene mucho miedo de que todo esto sale a la luz” porque un escándalo como este podría dar al traste con sus posibilidades de relevar al todavía cardenal arzobispo Antonio Cañizares en Toledo. Esta redacción ha intentado con insistencia pero sin éxito contactar con el obispo. En cualquier caso, Galar y Ureña se verán las caras el próximo 17 de febrero, cuando el religioso está citado a declarar en el juicio por despido nulo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...