El arzobispo de Montevideo ataca al Estado laico al pretender que se cree un Departamento de Asuntos Religiosos

Sturla: Uruguay necesita departamento de asuntos religiosos

EL ARZOBISPO STURLA ATACA AL ESTADO LAICO. Propone crear un "Tribunal" que "controle" los asuntos religiosos.

Por Víctor Rodríguez Otheguy desde Montevideo

Este discurso responde a la estrategia implementada por la secta vaticana desde hace varios lustros, de atacar al reducto laico de América del Sur. Crear este organismo de control -rémora del Tribunal del Santo Oficio o Inquisición, que interfería arbitrariamente en la vida privada de las personas y que, con distinto nombre, establece, aún hoy, mecanismos de censura y persecusión desde el Vaticano- supone terminar definitivamente con la laicidad y el Estado Laico en Uruguay.

Esta secta, que ha amparado y ampara a pedófilos y reprimidos sexuales, que es manifiestamente homofóbica y sexista, quiere, ahora, dar clases de moral.

Si se traspusiera la frontera que este personero del Estado Vaticano plantea, estaríamos derribando definitivamente a la laicidad en nuestro país y al Estado Laico. Se terminaría con la libertad de cultos, pues el Estado, colonizado, por la iglesia católica -como en parte lo está- se arrogaría el derecho de determinar cuál iglesia tiene afán recaudador y cuál no. Obviamente, esta misma corporación que se reserva esa prerrogativa, reclama a su vez, la transferencia de recursos del Estado para sus institutos. Negocio redondo. Como en las épocas oscurantistas: pegadita al Estado y comiendo de sus recursos -de toda la sociedad- y simultáneamente, marginando a las demás creencias. Autoritarismo.

Los ciudadanos que creemos en la tolerancia, en la laicidad y el Estado Laico, en que ninguna creencia ejerza "dominación" sobre el conjunto de la sociedad y que todas las personas, creyentes y no creyentes, podamos convivir en el ejercicio pleno de la libertad de conciencia, debemos asumir el compromiso de defender estos valores, porque en ellos van implícitos nuestros derechos.


El arzobispo de Montevideo Daniel Sturla criticó a “grupos y sectas” que según su visión tienen un “afán de recaudación y abusan de los sectores más necesitados de la sociedad.

El jerarca eclesiástico dijo a El País  que Uruguay necesita una oficina o departamento de asuntos religiosos “que casi todos los Estados del mundo tienen”, para que controle a estas “sectas”.

Sturla dijo que "la libertad de culto es un bien preciosísimo. El tema es cómo salvaguardar la libertad y cómo impedir abusos que pueda haber. Eso no es algo que le corresponde a la Iglesia (Católica) sino que a la sociedad toda, donde un rol lo tiene el Estado y otro la sociedad civil.”

El arzobispo declinó especificar a cuáles califica de "recaudadoras", pero aseguró que no son las iglesias evangelistas. De todas formas reconoció que la Iglesia Católica ha perdido presencia en algunos “barrios populares” en donde están más presentes los “hermanos evangélicos”.

En la entrevista, Sturla también opinó que en el  Uruguay de principios del siglo XX hubo una campaña sistemática de descristianización de la sociedad. Dijo que “no fue un Estado neutral y que admitía lo religioso, sino que fue un Estado que combatía lo religioso de la sociedad”, lo que en su opinión podría ser una causa de la baja natalidad y la alta tasa de suicidios actuales.

Sturla arzobispo Montevideo 2014

Archivos de imagen relacionados

  • Sturla arzobispo Montevideo 2014
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...