Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El apoyo del Estado belga a la enseñanza privada católica a fines de los años veinte

El Estado belga apoyaba económicamente la enseñanza privada que estaba en su gran mayoría en manos de la Iglesia Católica, como podremos comprobar en este apunte de la época de entreguerras.

Los datos económicos eran claros. El presupuesto que el Estado, las Provincias y los Municipios dedicaban a la enseñanzas primaria, media y normal, incluidos los sueldos de los maestros, era a fines de los años veinte, el siguiente:

-Escuelas públicas: 726.311.292,87 francos.

-Escuelas confesionales: 453.501.169,06 francos.

Si a esta última cifra se añadía la ayuda que los poderes públicos destinaban para construcción y sostenimiento de las instalaciones educativas católicas se podría decir que los poderes públicos belgas gastaban 500 millones de francos para las escuelas católicas.

Los datos eran más contundentes en relación con la enseñanza técnica, ya que, al estar casi totalmente en manos de la Iglesia, recibía el 75% del presupuesto destinado a este capítulo educativo. Sobre un total de 52.349.811 francos, las escuelas católicas recibían 39.414.949,42 francos.

El ministro de Industria y Trabajo había propuesto que el Estado pagase íntegramente los sueldos de los profesores de las escuelas técnicas católicas. Al parecer, además, se constataba que las Comisiones administrativas de las escuelas católicas no querían, en contrapartida, que se ejerciese control por parte de los poderes públicos.

Hemos empleado como fuente el número 6649 de El Socialista de 31 de mayo de 1930

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share