El alcalde de Tepeaca junto al arzobispo de Puebla (México) en la procesión del Viernes Santo que iniciaba la imagen del Niño Doctor de Tepeaca

Con cientos de fieles gritando el nombre de cada imagen participante en la XXVIII procesión de Viernes Santo dio inicio en punto de las 12 horas el evento en el atrio de la capital poblana, el cual fue encabezado por la imagen del Niño Doctor de Tepeaca, seguido por el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa; el rector de la UPAEP, Emilio Baños Ardavín; el arqueólogo Eduardo Merlo y el alcalde de Tepeaca, Sergio Céspedes Peregrina.

El recorrido de este año comenzó en el Zócalo de Puebla (16 de Septiembre), pasando sobre Avenida Palafox y Mendoza hasta 2 Sur y luego a 4 Oriente, con dirección a 4 Poniente hasta la 11 Norte; luego la procesión tomó la avenida Reforma y regresó a la catedral del Zócalo.

Las seis imágenes veneradas de este año fueron Jesús de las Maravillas, Jesús Nazareno, la Virgen de la Soledad, Virgen de Los Dolores, Padre Jesús de las Tres Caídas y, por ocasión especial, el Niño Doctor de Tepeaca.

Con porras de “Viva el Niño Doctor”, “Cúranos Niño Doctor de Tepeaca”, “Que Viva Jesús de las Maravillas”, cantos religiosos, pétalos de rosa, confeti, dulces, frutas y agua regalada fue como por lo menos 160 mil creyentes recorrieron el Centro Histórico.

Al inicio del recorrido, Sánchez Espinosa se detuvo en la esquina de Avenida Reforma y corredor 5 de Mayo para bendecir a personas de la tercera edad y a las de capacidades diferentes; aprovechó para leer un pasaje de La Biblia referente a la sanación de los enfermos.

Al llegar al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, el arzobispo dio su reflexión entre cantos y porras y recordó que en estas fechas se conmemora la muerte y crucifixión de Jesucristo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...