El alcalde de Cartagena (Colombia) asiste a los actos religiosos en honor a la Virgen de Candalaria a la que ha prometido salvar la ciudad de la corrupción

El mandatario y su gabinete, acompañados de vecinos del sector, participaron esta madrugada en la tradicional peregrinación al santuario Santa Cruz de La Popa y posterior eucaristía a la Virgen de la Candelaria

El alcalde de Cartagena, William Dau Chamatt, declaró este viernes durante la peregrinación al santuario Santa Cruz de La Popa, que la promesa que esta vez está cumpliendo es salvar a Cartagena de la corrupción.

El mandatario subió acompañado de su gabinete y de la comunidad local, dentro de la tradicional peregrinación matutina con la que comienzan las Fiestas de Nuestra Señora de la Candelaria, la celebración religiosa y popular más antigua de la ciudad.

El camino de ascenso lo realizó en compañía de su gabinete, algunos concejales y autoridades, en medio de un ritual amenizado con el sonido de los tambores de la Escuela Tambores de Cabildo y la lectura de poemas de reconocidos escritores cartageneros que invitaban a reflexionar, como homenaje a la memoria indígena y afro de Cartagena.

“Este ritual me trae tantos recuerdos de mi niñez cuando subía a pie con mi mamá y mis tías y me encanta poderlo hacer nuevamente celebrando el inicio de las fiestas de la Virgen de la Candelaria, una fiesta de toda Cartagena, de todos los cartageneros indistintamente del color de la piel, del género, de todo, estoy feliz de estar aquí”, expresó Dau.

Mientras subía al convento, recordó las tradicionales promesas que cumplen los feligreses al realizar la procesión: “La promesa que estoy pagando esta vez es salvar a Cartagena, ya reventamos las cadenas y de eso tenemos que estar agradecidos, ahora la promesa es seguir adelante y realmente salvar a la ciudad para la paz y el bienestar de todos los cartageneros”.

En el convento, el Gobierno Distrital participó de la celebración de la misa en la que los cantos fueron interpretados en ritmos afrocaribes como una celebración a la diversidad de nuestra herencia patrimonial. Al finalizar la liturgia, el Alcalde recibió por parte de la Escuela un tambor llamador como símbolo de su liderazgo y función de convocar a toda la ciudadanía para conducir a Cartagena hacia el progreso.

Saia Vergara Jaime, directora del Instituto de Patrimonio y Cultura (IPCC), invitó a la ciudadanía a participar en las actividades programadas por la entidad, “desde el Instituto hemos organizado una agenda de actividades culturales que acompañan la tradición  que nos conforman a todas y todos los cartageneros en estas fiestas populares. Para nosotros es un placer enorme poder compartir con toda la comunidad que está aquí congregada en La Popa para dar inicio a fiestas que son las más antiguas de la ciudad”, aseguró.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...