El agitador del burka

De especulador inmobiliario a ‘salvador’ de las musulmanas

Bajo el grito de "no tengáis miedo", ha salido al rescate de la masa fémina que cubre su rostro de tela. Las ha animado a rebelarse contra la Ley, se ha convertido en su líder y protector. También en su mecenas, porque se encargará de pagar los platos que ellas rompan. Especulador inmobiliario y corazón de filántropo, Rachid Nekkaz se ha puesto el brazalete de capitán en la lucha por defender los derechos de las mujeres, aunque éstas vayan cubiertas de arriba a abajo para salir a la calle. Es el instigador del burka.

Cualquiera diría que está en contra del uso de esta prenda. "Lo que me parece mal es su prohibición en un espacio que es patrimonio universal de la libertad", ha explicado Nekkaz en una entrevista a ELMUNDO.es. Además, pide al Gobierno francés que tome nota del modelo español, "que no permite llevarlo en los lugares como administraciones u hospitales pero sí en la calle".

Casado con una americana católica, su compromiso con estas mujeres nace de la convicción de que hay que rebelarse contra las injusticias. "Es una ley injusta y anticonstitucional que no respeta la declaración de los derechos del hombre. Es Sarkozy quien no respeta la ley, y no ellas. Se trata de una represión y una intimidación. Son hechos muy graves y por eso he llamado a la desobediencia civil, para permitir que esas mujeres sean libres", defiende el agitador.

Fondo por la libertad y la laicidad

Este martes, pancarta en mano, lidera las protestas, pero su lucha empezó hace meses. Cuando la norma se aprobó en el Congreso, creó la asociación Touchepasmaconstitution (no toques mi constitución), cuya finalidad es crear un "fondo por la laicidad y la libertad" que permita pagar las multas de aquellas mujeres que sean castigadas por saltarse la Fondo por la libertad y la laicidad

Este defensor de las causas perdidas no lo es sólo de palabra. Predicando con el ejemplo, no ha dudado en vender una de sus propiedades en París y ha aportado a esta hucha por la libertad de las mujeres con burka 200.000 euros. A su generosidad se suma la de otros donantes anónimos, que han ingresado ya 42.000 euros. El objetivo es llegar al millón de euros, cifra suficiente para "pagar las multas de al menos dos años".

Su altruismo insólito viene de atrás, porque no es la primera vez que este Robin Hood inmobiliario que ha hecho fortuna comprando y vendiendo casas e invierte una de sus propiedades por una buena causa. En 2005 sacrificó uno de sus pisos para crear el Club des élus Allez France, una plataforma en la que invitaba a los ciudadanos a inscribirse en las listas electorales. Y en 2007 se presentó con candidato independiente a las elecciones Presidenciales y vendió otra casa para costearse la campaña.

Militante socialista desde junio de 2009, va a probar suerte otra vez en 2012, esta vez bajo la bandera socialista. Rachid Nekazz competirá primero con Martine Aubry o Segolene Royal en las primarias con el objetivo de enfrentarse cara a cara a Nicolas Sarkozy en la batalla final. "El presidente es un dictador y por eso vamos a llevar el combate contra él hasta el final", asegura

En la sede de la asociación, y también en la calle, todo son agradecimientos y abrazos para Nekazz. "Las mujeres están muy agradecidas porque saben lo que hago por ellas". Han encontrado en Rachid no sólo a su agitador, sino también a su salvador.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...