El 97% de los ingresos en un hospital religioso de la Orden de San Juan de Dios en Granada procede de la sanidad pública

Se trata de un hospital privado propiedad de la Orden de San Juan de Dios cuya financiación proviene esencialmente, el 97 %, del concierto con la Consejería de Salud y el resto de compañías médicas privadas. En este hospital se derivan muchos pacientes en fase terminal, lo que favorece que mucha gente piense en la «bondad y caridad» de este hospital católico atendido y costeado por la Orden religiosa, cuando en realidad son pacientes derivados y costeados por la sanidad pública. Es conocido el caso de Carmen Echevarría, paciente terminal en este hospital, que en aplicación de libre y legal decisión optó por que se le desconectara de la máquina que la mantenía en vida, por lo que el Servicio Andaluz de Salud hubo de trasladarla a un centro sanitario propio para cumplir con la ley.

Se da el caso de que este hospital privado no paga el IBI, mientras que los hospitales públicos de la Junta de Andalucía si han de pagarlo.


El centro de la Orden de San Juan de Dios, concertado con el SAS, realizó también más de 3.200 operaciones a pacientes derivados de los hospitales de la Junta, el 96,8% de su actividad quirúrgica.

El hospital de San Rafael de Granada está concertado con la Consejería de Salud y además desarrolla un trabajo de atención sanitaria privada, a través de mutuas y compañías de seguros. Pero el gran volumen de su actividad se lo reporta el concierto con el SAS. Según los datos de la Memoria de 2018 elaborada por el centro granadino, perteneciente a la Orden de San Juan de Dios, el 97% de los ingresos es de pacientes derivados de hospitales públicos. En total, el año pasado fueron 1.309 ingresos procedentes de la Consejería de Salud frente a los 45 de compañías privadas, lo que supone un testimonial 3%.

De los pacientes ingresados en el hospital (1.354), más de la mitad (53%) estuvieron hospitalizados por una intervención quirúrgica (711), mientras que la hospitalización médica (otros procesos sin intervención quirúrgica) supuso el ingreso de 643 pacientes durante el año pasado.

En total, el hospital realizó 3.306 intervenciones quirúrgicas, de las que 3.202 fueron a pacientes de la Consejería de Salud (un 96,8%) y 104 a usuarios de compañías privadas. En este caso, el hospital como centro concertado realiza operaciones para el SAS dentro también del programa de eliminación de listas de espera y para cumplir el decreto de garantías.

Por servicio, son las operaciones de Traumatología y cirugía las más numerosas (1.379, lo que supone el 42% del total de las intervenciones quirúrgicas realizadas), seguidas de Cirugía general (958), Oftalmología (552), Cirugía Vascular y Angiología (258) y Dermatología (159). Según la memoria, tan solo un 1% de las intervenciones fueron suspendidas en quirófano.

En datos generales, el hospital de San Rafael de Granada, con 161 profesionales, tuvieron 1.354 ingresos, 1.360 altas, 700 atenciones en Urgencias y 3.306 intervenciones. La estancia media es de 25,3 días, una cifra alta en comparación con lo habitual en los hospitales debido al tipo de pacientes que son intervenidos y hospitalizados y sus dolencias.

El hospital tiene un gran fuerte en la rehabilitación. El año pasado atendieron a 446,4 pacientes en rehabilitación, realizaron 116.836 actividades de rehabilitación y 49.684 sesiones. Cada paciente recibe una media de 9 sesiones de rehabilitación. Y es que las intervenciones traumatológicas o la atención a pacientes tras accidentes de tráfico o procesos cerebrovasculares como ictus, suponen el grueso de sus pacientes.

Además, se realizaron 56.275 pruebas. Por servicios, la mayoría fueron de laboratorio (45.814), seguidas de Digestivo (3.735), Anestesia y Reanimación (2.774), Radiología (2.426), Neurofisiología (586), hospitalización domiciliaria (580), Cardiología (270) y Urgencias.

Respecto al capítulo de altas, se dieron 1.319 a pacientes de la Consejería de Salud y 41 a procedentes de compañías privadas. La mayoría de altas fueron del servicio de Medicina Interna (592), Traumatología y cirugía (443) y Cirugía general (254). Le siguen en menor medida Medicina Paliativa Oncológica (91), Unidad de Ventilación Mecánica (49), Cirugía Vascular y Angiología (14), accidentes de tráfico (5), Digestivo (1) y Oftalmología (1). El motivo en la mayoría de los casos es por curación o mejoría (1.141), aunque también hubo por éxitus (muerte) 179, traslado a otro centro (37) o alta voluntaria (3).

Sobre las estancias, el 87% procedieron de la Consejería de Salud (28.227) y el 13% (4.216) de compañías privadas. La mayoría de estancias son por hospitalización médica (30.459) y del servicio de Medicina Interna (27.141).

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...