Egipto tendría tomada ya la decisión de ilegalizar a los Hermanos Musulmanes

La represión gubernamental contra los Hermanos Musulmanes, la agrupación fundada en 1928 que ganó todas las citas con las urnas de los últimos dos años y medio, desconoce el descanso. En plena campaña de arrestos contra sus miembros y consumada su exclusión del comité constitucional, las nuevas autoridades habrían tomado ya la decisión de ilegalizar el movimiento islamista más influyente del siglo XX, avanza este viernes el diario estatal Al Ajbar.

Según el rotativo, el régimen habría eliminado el estatus legal a la organización al retirarla del registro de Organizaciones No Gubernamentales pero esperará a la próxima semana para hacer oficial su resolución. "La decisión del ministro de hecho ha sido emitida, pero se dará a conocer a principios de la próxima semana en una rueda de prensa," señaló Hani Mahana, el portavoz del ministro de Solidaridad Social citado por el periódico.

De confirmarse la noticia, sería el final de un runrún que comenzó en la noche del 3 de julio al calor del golpe de Estado que desalojó del poder a Mohamed Mursi, miembro de la Hermandad. La organización, con 85 años de historia y una larga experiencia en operar desde la clandestinidad, se registró como ONG el pasado marzo después de que una demanda judicial discutiera su base legal. En los dos últimos meses, las especulaciones han apuntado a la posibilidad de que la cofradía -con una amplia y organizada base social enraizada a través de las actividades de caridad- vuelva a la sombra.

La detención de sus gerifaltes -incluido su guía supremo Mohamed Badía-, la burda campaña de propaganda estatal y la recuperación del departamento de actividades religiosas de los servicios secretos parecían indicar ese camino. Pero la semana pasada, el primer ministro Hazem el Beblaui -quien se había mostrado partidario de la disolución- reculó. "La disolución de un partido o un grupo no es la solución y es un error tomar decisiones en situaciones convulsas", precisó citado por la agencia de noticias estatal Mena. No obstante, el pasado lunes un órgano judicial recomendó la prohibición, un asunto que un tribunal administrativo revisará el próximo 12 de noviembre.

En las últimas semanas la prensa se ha hecho eco de supuestas conversaciones secretas entre la Hermandad -aquellos miembros que se han librado hasta ahora de los arrestos– y el nuevo régimen, encabezado por el comandante en jefe de las fuerzas armadas Abdelfatah al Sisi. Ilegalizada en 1954 por Gamal Abdel Naser, la organización disfrutó de un estado de semiclandestinidad durante los 30 años de Hosni Mubarak en el poder. El estado permitió a sus miembros concurrir a las elecciones como independientes y engordar una red de beneficencia que supo llegar a amplios sectores de la sociedad y sirvió de granero de votos tras el ocaso del dictador.

En caso de disolución legal, la incógnita se cierne sobre el brazo político de la Hermandad, el partido La Libertad y la Justicia, fundado tras la revolución de 2011 y vencedor en las cinco citas electorales que ha celebrado el país árabe desde entonces. Hasta la fecha las autoridades han evitado pronunciarse sobre la posibilidad de que la formación pudiera correr la misma suerte que su matriz. "No soy favorable a prohibir ningún partido político. La Hermandad tiene su brazo político pero la cofradía está registrada como una ONG. Si cumplen los requisitos legales podrán seguir operando", precisó a ELMUNDO.es el líder del partido Socialdemócrata, Mohamed Abulgar.

Desde el brutal desalojo de las acampadas islamistas de Rabea al Adauiya y Nahda, un millar de personas ha muerto -entre ellos un centenar de policías y soldados- y varios miles de líderes y dirigentes medios de la organización han sido encarcelados. El régimen militar ha decretado el estado de emergencia y el toque de queda está vigente en 14 provincias del país.

—————–

Huffingtonpost.

El Gobierno egipcio ha decidido disolver la organización islamista Hermanos Musulmanes, registrada como organización no gubernamental desde marzo de 2013, según ha informado la agencia Reuters, que cita un informe publicado por el diario estatal Al Akhbar.

"La decisión del ministro (Ahmed al Borai) ha sido ya emitida, si bien será anunciada a principios de la semana que viene durante una conferencia de prensa", ha dicho el portavoz del Ministerio de Solidaridad Social, Hani Mahana.

El miércoles, el propio Al Borai afirmó que el grupo no tiene capacidad legal, y le acusó de posesión de armas de fuego en su sede de El Cairo. El ministro, responsable del registro de asociaciones y ONG, se ha dirigido en repetidas ocasiones al líder de Hermanos Musulmanes para exigirle una explicación, pero hasta ahora nunca ha recibido respuesta.

Asimismo, la junta de comisionados estatales recomendó el lunes al Tribunal Administrativo que emita una orden para disolver la asociación. "Hermanos Musulmanes no se ha registrado como organización no gubernamental para llevar a cabo su papel de acuerdo con la ley y para servir a la nación. Sólo quería ayudar al régimen y al partido gobernante a mantener al presidente (Mohamed Mursi) en el poder", indicó en su informe.

El registro de Hermanos Musulmanes como asociación el pasado mes de marzo levantó una fuerte polémica, ya que tuvo lugar poco después de que la junta recomendara al Tribunal Administrativo rechazar un recurso de Hermanos Musulmanes contra una decisión tomada en 1954 que declaraba la ilegalidad del grupo y ordenaba su disolución. Los expertos aseguran que la organización se saltó la ley 84/2002, que prohíbe a las ONG tomar parte en actividades políticas.

mani Hermanos Musulmanes Egipto 2013

Seguidores de la Hermandad se manifiestan en apoyo del depuesto Mursi. | Efe

Archivos de imagen relacionados

  • mani Hermanos Musulmanes Egipto 2013
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...