Duras críticas al modelo educativo público gestionado por privados en Uruguay

El exconsejero de Educación Secundaria, Martín Pasturino, criticó en El Espectador el modelo de financiamiento de la educación de gestión privada en Uruguay, argumentando que las empresas que hacen donaciones terminan descontando hasta un 83% de sus tributos por concepto de responsabilidad social empresarial. Por lo tanto, aseguró que quien paga efectivamente es el Estado.

En entrevista con Daniel Castro, Pasturino destacó la falta de simetría tributaria comparando lo mencionado con la situación que enfrenta un trabajador que no puede descontar IRPF ni IVA cuando realiza una donación de manera particular. «Si un empleado que gana 15.000 pesos mensuales no aportara el IVA, podría pagarle el colegio privado a sus hijos», explicó. 

El informe de rendición de cuentas mencionado por el exconsejero de Educación Secundaria, indica que el liceo público de gestión privada Impulso recibió por medio de donaciones durante el 2014 un monto aproximado de dos millones y medio de dólares, de los cuales, casi dos millones fueron aportado por el Estado.

Con este ejemplo, Pasturino señaló que es la sociedad quien realmente financia este tipo de proyectos agregando que «el tema es quién decide a quién donar».

«Si nosotros tomáramos el mismo modelo que se le pone a un liceo de este tipo y lo aplicáramos a la educación pública, el presupuesto de secundaria pasaría de 400 a 700 millones de dólares, sería imposible», expresó Pasturino agregando que si el costo bruto por cada alumno en una institución pública de gestión privada se utilizara para la educación gratuita, sólo cubriría a 40 liceos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...