DMD ante la propuesta de ley de Eutanasia del PSOE

Este jueves 3 de mayo el PSOE ha presentado su propuesta de ley de eutanasia. Desde DMD lo consideramos un paso positivo y una oportunidad de despenalizar la muerte asistida en esta legislatura, aunque hay parte de su articulado que no compartimos y no sabemos si dará tiempo a que se apruebe.

En el mejor de los casos, esperamos un calendario más o menos así:

  • Tendremos que esperar uno o dos meses hasta que se lleva al pleno la toma en consideración de la ley. Aunque el martes 8 de mayo se vota una propuesta del Parlament de Catalunya para cambiar el Código Penal y elaborar una ley que regule la eutanasia. Esto podría poner en marcha el proceso de debate parlamentario.
  • Si se acepta la toma en consideración de la ley del PSOE (en principio dan los números), se llevará a comisión, donde una ponencia de diputados discutirá sobre ella para enmendarla y corregirla. No esperamos que este proceso dure menos de un año, y es donde los diputados de PP y C’s pueden paralizarla durante más tiempo.
  •  La ponencia envía su propuesta al Pleno del Congreso, que debe aprobarla por mayoría absoluta (porque se trata de una ley orgánica). Si se aprueba, se envía al Senado.
  •  En el Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta, se vetará la ley durante un máximo de dos meses, a partir de los cuales tienen obligación de remitirla de nuevo al Congreso.
  • Entonces llegaría al Congreso de los diputados para un voto definitivo que también debe contar con mayoría absoluta para aprobar la ley.
  • El proceso completo podría llevar entre 18 y 24 meses. Si la legislatura se apura hasta el final, le quedan 25 meses, así que no hay certezas de nada.

En DMD tenemos dos objeciones principales al texto que ha presentado el PSOE. La primera es que exige demasiadas garantías para poder practicar una eutanasia, y estas pueden complicar su aplicación. Nos preocupa especialmente que una Comisión de Control Previo debe autorizar la eutanasia aunque ya hayan dado su visto bueno dos médicos. Es un órgano que no existe en ningún otro país y que puede servir a las comunidades autónomas para, de facto, boicotear la ley.

También tenemos dudas sobre los requisitos que proponen para acceder a una eutanasia, ya que hacen excesivo énfasis en el sufrimiento de la persona y no suficiente en su voluntad libre y decidida de morir. La proposición de ley recoge dos supuestos: el de enfermos terminales y el de personas discapacitadas dependientes. Creemos que hace falta mejorar estas definiciones priorizando la libertad sobre las condiciones de enfermedad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...