Disturbios en Jerusalén por la irrupción de ultranacionalistas judíos en la mezquita de Al Aqsa

La Explanada de las Mezquitas de Jerusalén fue escenario hoy de disturbios entre palestinos y la Policía israelí, en una jornada tensa en la que Israel celebra la toma del este de la urbe en 1967, con miles de jóvenes que marcharán esta tarde por el centro de la ciudad portando la bandera israelí.

Los enfrentamientos se produjeron esta mañana, en coincidencia con la conmemoración del Día de Jerusalén, que para Israel marcó la reunificación de la ciudad hace 52 años y para el resto del mundo supuso el comienzo de la ocupación israelí sobre la parte oriental de la urbe tres veces santa, que los palestinos reclaman como capital de su futuro Estado.

La violencia estalló, dijo un portavoz policial a Efe, cuando fieles palestinos arrojaron piedras y sillas contra los cuerpos de seguridad y siguió después de que un grupo de judíos religiosos accediera a la Explanada de las Mezquitas, cuando la Policía respondió con medios de dispersión antidisturbios dentro del recinto.

Según medios israelíes, las tensiones se elevaron con el acceso de los judíos en el lugar para conmemorar el Día de Jerusalén, después de que recientemente los cuerpos policiales permitieran solo la entrada de musulmanes en el complejo por la celebración de los últimos días del mes sagrado de Ramadán.

La Explanada de las Mezquitas, denominada Monte del Templo por los judíos, situada en la Ciudad Vieja y dentro de la parte oriental ocupada de la ciudad, es uno de los epicentros del conflicto palestino-israelí.

El judaísmo, que sitúa allí los templos de Salomón y Herodes y la piedra del sacrificio de Isaac, lo considera su lugar más sagrado, mientras que el complejo alberga la Mezquita de Al Aqsa y la Cúpula de la Roca, y se trata del tercer lugar más sagrado para el islam, que lo denomina Noble Santuario.

Por primera vez en treinta años, el Día de Jerusalén coincide con las tres últimas jornadas de Ramadán, indica el periódico Haaretz.

Con todo, las medidas de seguridad han aumentado por las marchas de esta tarde, en la que se espera que decenas de miles de jóvenes ultraderechistas israelíes celebren el «Baile de las banderas» para conmemorar la toma de la parte oriental de la urbe marchando por el barrio musulmán de la Ciudad Vieja.

Por su parte, el movimiento islamista Hamás, que gobierna de facto en la Franja de Gaza, ha condenado en un comunicado los incidentes de esta mañana en la Explanada de las Mezquitas, ha considerado «los ataques de la ocupación israelí» como «una violación de la santidad de la religión islámica» y ha advertido de que «tendrán sus consecuencias».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...