Dimite una edil del PP en Sevilla por la polémica del velo en los colegios

Fátima Mohamed dice sentirse discriminada y critica que «los que antes se hacían fotos conmigo ahora machacan el velo»

La polémica por el uso del velo en los centros educativos se ha cobrado su primera víctima política, aunque de forma indirecta. Una edil del PP en un pequeño pueblo de Sevilla ha presentado su dimisión irrevocable de la formación al sentirse «discriminada y utilizada», ya que ella misma -–natural de Melilla– lleva esta prenda por voluntad propia y siempre ha defendido su uso. Así, critica que los compañeros de partido que «antes se hacían fotos conmigo» para dar a entender que apoyaban otras creencias religiosas «ahora critiquen el velo».

Fátima Mohamed, de 45 años y esposa del anterior alcalde popular, es concejal desde hace ocho años, aunque lleva militando en el PP de Gines más de una década, en la que ha participado en diversos mítines y actos. Oriunda de Melilla, siempre ha defendido que lleva el pañuelo en la cabeza por voluntad propia, al sentirse «orgullosa» de su cultura y sus creencias. Ninguna de sus hijas mujeres lo utiliza, dado que «no es una prenda que yo imponga».

La relación con la dirección local y provincial del PP se había enfriado en los últimos años por diferencias internas en el seno de la agrupación a la que pertenece, y que se habrían agravado con la dimisión de su marido como edil durante este mismo mandato.

«La cara del PP»

No obstante, según Mohamed, la gota que ha colmado el vaso ha sido la postura adoptada por su partido respecto al uso del hiyab en el caso de la adolescente de Madrid que ha tenido que cambiar de centro por llevar el pañuelo. «Quiero que se sepa la cara del Partido Popular», espetó en rueda de prensa tras hacer oficial su baja en la sede regional del partido, al que acusó de no respetar su «libertad de expresión» y de «usarla» cuando «les ha venido bien hacerse la foto». Y dice sentirse «utilizada y dolida», porque «ahora que no comparten esta idea me dejan de lado». «Los creía más tolerantes», ha aseverado.

La exedil del PP afirma que la dirección de su expartido la ha «vetado» por exponer su opinión, y que no ha querido recibirla para explicar su situación. Un vacío que dice le han hecho incluso en el grupo municipal. Mohamed, que no abandonará la política, se ha pasado al grupo mixto, y afirma tener «muchas cosas que contar» sobre la actitud de sus hasta hoy compañeros.
La decisión de Fátima ha sido aplaudida por la Junta Islámica Española, que entiende que la concejal ha sido coherente con su defensa de los derechos constitucionales. No obstante, desde la dirección regional del PP-A han justificado la marcha de Mohamed por diferencias «y tensiones habituales» en la composición de listas electorales, y acusan a su excompañera de usar el asunto del hiyab como coartada.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...