Demandan a la Iglesia en Baja California (México) por violar Ley de Asociaciones Religiosas

El obispo de la Diócesis de Mexicali, Baja California, José Isidro Guerrero Macías, fue uno de los promotores de la “marcha por la familia” que se realizó el pasado fin de semana en algunas ciudades del país.

A través de una misiva, el religioso llamó “de manera necesaria” a padres de familia y directores de escuelas católicas para que asistieran a la movilización contra los matrimonios igualitarios.

El documento, firmado por Guerrero Macías “con mi bendición de Obispo y Pastor”, recomendaba la “participación activa y urgente en la Marcha por la Familia”.

Y, sin ofrecer mayores detalles, el sacerdote aseguró que entre los nuevos derechos reconocidos a la comunidad LGBTTI está “declarar inconstitucionales a todos los libros de biología del país”.

Según el escrito, “se quitan causales de divorcio, se quitan los exámenes médicos prenupciales, se autoriza cambio de sexo legal sin excluir a menores de edad. Por eso habrá hombres que usen baños de mujeres (sic)”.

Al criticar una presunta “campaña de adoctrinamiento”, el obispo de Saltillo calificó a las lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) como “verdaderas aberraciones”.

En respuesta a esas acciones, miembros del grupo “México Igualitario” presentaron una demanda contra la Arquidiócesis de Baja California; la Diócesis de Mexicali; el secretario general de la Comisión Diocesana de Pastoral Educativa, Marco Antonio Encinas Veliz, y el obispo José Isidro Guerrero Macías, por la violación al artículo 8 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...