“¿Debemos subvencionar los gaditanos los viajes a la Meca? Lo lógico es que los cultos lo sufraguen los devotos de cada religión”

Cádiz Laica entiende que ante un Ayuntamiento como el de la capital gaditana “arruinado”, y “centenares de familias empobrecidas”, es “un insulto destinar recursos públicos a engalanar imágenes religiosas y sus recorridos”. La asociación se posiciona de este modo en la polémica surgida estas semanas, después de que el nuevo Gobierno haya solicitado al Consejo de Cofradías “ajustar al máximo” la subvención que las arcas municipales destinan a la Semana Santa. Exige que las ayudas sean cero. “El laicismo institucional es la única posición que respeta cualquier tipo de religión e ideología”, se subraya, añadiendo que el nuevo alcalde de Podemos “está defraudando a gran parte de los votantes”.

La asociación Cádiz Laica entiende que ante un Ayuntamiento como el de la capital gaditana “arruinado”, y “centenares de familias empobrecidas”, es “un insulto destinar recursos públicos a engalanar imágenes religiosas y sus recorridos”. Este colectivo se posiciona de este modo en la polémica surgida estas semanas, después de que el nuevo Gobierno de Por Cádiz sí se puede y Ganar Cádiz en Común haya solicitado al Consejo Local de Hermandades y Cofradías “ajustar al máximo” la subvención que las arcas municipales destinan al ámbito cofrade, “siempre que ello no altere negativamente la celebración de la Semana Santa 2016”.

Al respecto, se ha conocido que el Consistorio gastó unos 200.000 euros para la Semana Santa de este año; de ese dinero, 130.000 euros fueron subvenciones directas a las cofradías.

Cádiz Laíca afirma que “el derecho de manifestación, que incluye a las procesiones, nadie lo discute; pero la veneración de imágenes es un asunto claramente confesional, que compete únicamente a sus creyentes”. De este modo, el apoyo institucional a estas actividades entiende que “es contrario al mandato de la Constitución y a la separación Iglesia-Estado, que mantiene escrupulosamente cualquier democracia verdadera”.

Y se insiste en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz que el laicismo institucional “es la única posición que respeta cualquier tipo de religión e ideología”. “Es absurdo querer gobernar ‘para todos’ apoyando, desde las instituciones públicas, religiones o creencias. Lo lógico es que los cultos sean sufragados por los devotos de cada religión. ¿Debemos subvencionar los gaditanos los viajes a la Meca obligatorios para los musulmanes? No parece razonable”, se afirma.

La asociación Cádiz Laica defiende que una de las premisas de “los votantes progresistas” es “romper con inercias injustas castuzas, aunque se hayan convertido en tradición por la fuerza de la imposición”. “Recordemos que entre monarcas y dictadores nuestro pueblo ha estado sometido a regímenes totalitarios durante la mayor parte de su historia; invocar a la tradición para rechazar el laicismo, perpetuando actitudes que hacen involucionar la democracia y las libertades, defrauda a gran parte de los votantes que depositaron su confianza en Por Cádiz sí se puede”, sentencia este colectivo.

Esta asociación semanas atrás ya criticó que el alcalde, José María González ‘Kichi’, y otros concejales, recogieran –siguiendo la tradición- la medalla de hermano de la cofradía del Nazareno. Sobre todo se lamentaron las afirmaciones del flamante primer edil señalando que “el Nazareno es Cádiz, simboliza Cádiz, representa a Cádiz. Es uno de los grandes representantes de la cultura gaditana y, en ese sentido, yo creo que el alcalde de Cádiz debe cumplir con esta tradición”. Para Cádiz Laica “decir, alegremente, que un icono religioso simboliza y representa a toda la ciudadanía no sabemos si tildarlo de ignorancia o considerarlo demagogia oportunista, que abochorna a gran cantidad de gaditanos. Para ser alcalde ‘de todos’ es imperativo respetar escrupulosamente la separación Iglesia-Estado, sin someter el poder civil a los requerimientos, adoctrinadores, de lobbies confesionales”.

En el primer encuentro entre el Consejo de Cofradías y el bipartito, este quiso dejó claro que uno de sus principios es la aconfesionalidad de las administraciones públicas, y se precisó que se apoyará la Semana Santa “como expresión de la cultura en la ciudad”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...