Cultura premia con 24.000 euros a la editorial Akal

Los ultraconsevadores de la Gaceta critican las subvenciones del Ministerio de Cultura a la promoción de libros.

Se quejan de las subvenciones otrogadas por el Ministerio de Cultura, una convocatoria abierta en donde la variedad de títulos y editoriales es la nota principal. Adjuntamos el documento del BOE.

Pero su queja no es por las subvenciones, sino que la Fundación de Alfonso Guerra ha recibido lo mismo que la de Aznar, o que se ha subvencionado un libro sobre laicismo, uno entre 2 025 libros subvencionados. Podrá verse en ello el laicismo claro del gobierno. Pero en su intento de descalificar o casi engañar, dicen verdades a medias. Así dejan entrever que el gobierno ha subvencionado el libro de Akal sobre la Educación para la ciudadanía, cuando son otros libros, y particularmente una Historia de la Ópera los que reciben ese apoyo.

Un ejemplo más de la forma de actuar de este periodismo que se descalifica por si mismo. Y todo ello sin entrar en valorar si el gobierno debe o no subvencionar de este modo la lectura. No lo que ellos quisieran es que las subvenciones fuesen para los discursos de Aznar, las obras de M. Escrivá, las Encíclicas del Papa o la Biblia en verso.

AQUI MOSTRAMOS EL ARTÍCULO DONDE SE DEMUESTRA EL FEHACIENTE APOYO AL LIBRO LAICISTA Y EL ARCHIVO CON LA LISTA DE EDITORIALES Y LIBROS SUBVENCIONADOS

Ignacio Peyró

El Ministerio de Cultura publicó ayer en el BOE sus “subvenciones para el fomento de la edición de libros españoles, escritos en lengua castellana y en lenguas cooficiales”. En la Orden del ministerio dirigido por Ángeles González-Sinde constan tanto las 245 editoras agraciadas como el título de las obras a las que se destinan las ayudas, el montante que recibe cada editor y el total global de las ayudas, que asciende a 2.891.712 euros.

En el reparto no se ha obrado conforme a la solvencia de las empresas, de modo que Planeta, primera editorial española y séptima del mundo, recibe, sólo en su buque insignia –la propia Editorial Planeta– casi 20.000 euros en ayudas directas, a los que hay que sumar más de 14.000 para dos de sus filiales catalanas –Columna y 62–, más de 43.000 para Espasa, 21.500 para Destino y 23.375 para Seix Barral.

Al margen de sus ayudas a un grupo mediático con 1.796 millones de euros de facturación en 2009, el Gobierno también ha querido distinguir a editoriales amigas como Akal, casa editora célebre por sus manuales de Educación para la Ciudadanía, en algunos de cuyos volúmenes se incluyen viñetas vejatorias para los creyentes en Dios, en especial los de confesión católica, además de ataques a países como EE UU e Israel. Akal, reconocida hace menos de un mes con el Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial, asimismo otorgado por Cultura, ha recibido en esta convocatoria una cifra muy superior a la media de las editoriales concurrentes, 24.055 euros.

Si bien el ministerio otorga el mismo dinero a la Fundación FAES que a Sistema, de Alfonso Guerra, en el listado no deja de haber lugar para temáticas en las que el Gobierno mantiene un interés muy obvio. Al margen de ejemplos directamente partidistas como la edición de las obras completas de Tierno Galván –más de 35.000 euros–, el departamento de Sinde ha puesto énfasis en ayudar a obras que propugnan la ideología de género. Los ejemplos abundan: El matriarcado en China recibe 4.420 euros, La opresión y la represión de la mujer vista por la historia del cine obtiene casi 5.000 euros, y 4.000 van para un estudio sobre el “desarrollo productivo” de las mujeres indígenas, en tanto que un ensayo sobre la construcción del género y la sexualidad: el caso de lesbianas, gays y trans recibe más de 5.000 euros.

Con todo, el Gobierno ha primado con especial afán la Memoria Histórica. Así, ha concedido casi 5.000 euros a Leales y rebeldes: la tragedia de los militares republicanos, 4.000 para la edición de las memorias de un brigadista italiano, 2.550 para el papel de los cubanos en la Guerra Civil, 6.600 para el Viva la República de Blasco Ibáñez y cerca de 4.000 para un volumen sobre la enseñanza en la Segunda República. El anarquismo también ha merecido la atención del ministerio, con más de 5.000 euros para un estudio sobre Ferrer i Guardia y más de 5.000 para el Diario de un anarquista, o 4.250 para el exilio anarquista en el sur de Francia. Un libro sobre la ideología franquista ha sido agraciado con 8.000 euros.

El cariz ideológico también se hace presente en la edición de libros laicistas como Ser laicos –receptor de más de 6000 euros– y Estado laico –cerca de 3.500–, y sendas historias de las ideas progresistas y materialistas, que lograron en la convocatoria más de 7.700 euros en subvención. El indigenismo y la crítica a EE UU también tienen su hueco, ganando un total cercano a los 15.000 euros obras sobre el control de la opinión pública por parte de los neoconservadores, el bicentenario de la gesta emancipadora o sobre el Derecho de los pueblos amerindios.

Archivos relacionados

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...