Cristianos de base denuncian a los obispos ante la Rota por la COPE

Tres entidades piden que el alto tribunal del Vaticano haga cumplir el ideario de la cadena Los denunciantes acusan a los prelados de tolerar los insultos de Losantos y Vidal

Tres entidades catalanas que agrupan a unos centenares de cristianos de base presentaron a comienzos de julio una denuncia contra los obispos de la Conferencia Episcopal Española (CEE) ante el Tribunal de la Rota Romana, uno de los tres altos tribunales de la Administración de Justicia del Vaticano, por permitir que la cadena COPE, de la que los prelados son accionistas mayoritarios, vulnere sistemáticamente su ideario católico. El escrito de 11 folios, cuya redacción ha sido confiada a un gabinete jurídico, ha de ser ahora admitido a trámite.
La denuncia, que se ampara en diferentes apartados del Código de Derecho Canónico, reclama que los obispos, a los que acusa de prevaricación, se desmarquen públicamente de las afirmaciones injuriosas que se vierten en La mañana y La linterna, los programas dirigidos por Federico Jiménez Losantos y César Vidal, y eviten que sigan produciéndose.
Los representantes legales del Centre d'Estudis Francesc Eiximenis, la Lliga Espiritual Mare de Déu de Montserrat y la Associació Cristianisme al Segle XXI argumentan que en dichos programas "amparados por una mal entendida libertad de expresión, se ha ido configurando una línea y un estilo lejanos al espíritu cristiano y contrario al ideario que la cadena radiofónica suscribe".
De acuerdo con su reglamento interno, la COPE se compromete a observar "como regla de estilo el respeto a las personas y el diálogo civilizado, rehuyendo el apasionamiento unilateral y la crítica sistemática" o a que ninguno de sus espacios se involucre en "opciones partidarias", se recuerda en la denuncia.
Por contra, Jiménez Losantos y Vidal "descalifican reiteradamente" al presidente del Gobierno, al que "muy a menudo insultan, ridiculizan y menosprecian" y mantienen "una posición descaradamente proclive al PP", al que llegan a dictarle "cuál debe ser su actuación". Además, practican "un desprecio sistemático por todo lo concerniente a los procesos democráticos, partidos políticos e instituciones de Catalunya, reconvirtiéndolos en dictaduras, separatismo, represión y corrupción", añaden.

PERDER LA FE
Ante esta situación, la Iglesia, relata la denuncia, "no sOlo calla, sino que apoya esta actuación, que afecta en gran medida al prestigio de pertenecer en España a la religión católica. En muchos casos en que la fe es débil, ésta puede ser una razón para perderla", concluye.
A juicio de los denunciantes, "el mal producido no puede aceptarse que provenga o sea protegido tan claramente por la Conferencia Episcopal" cuyos obispos, "incumplen, por omisión, su deber pastoral". Y ello a pesar de que "han sido muchas las instancias que, desde el interior de la propia iglesia, han intentado hacer llegar a los responsables implicados su honda preocupación por el daño realizado", dicen, sin que ello haya surtido efecto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...