Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Crisis de inscripción en las escuelas religiosas en Cataluña

La demanda de escuelas chárter religiosas ha tocado fondo en Barcelona, con un descenso sin precedentes de las matriculaciones en los últimos años, según ha confirmado el secretario general adjunto de la Fundació Escola Cristiana Catalunya. “Ha sido el peor año de la historia reciente”, añade Mateo, señalando que “algunas escuelas están tocadas y lo han pasado muy mal”. Algunos grandes grupos de colegios religiosos de la ciudad consultados (que no han querido dar su nombre), ya asumen que tendrán que cerrar al menos una clase P3 porque no tienen suficientes alumnos. En algunas escuelas más pequeñas, incluso ven comprometida la viabilidad económica debido a la falta de estudiantes.

Llamado a mantener el concierto económico

Ante esta situación, los centros religiosos ven que trabajan para garantizar la continuidad y piden a la Concejalía de Educación que mantenga los conciertos económicos (el dinero que el gobierno les da por alumno matriculado). Por ello, piden al ejecutivo que mantenga las dotaciones en este contexto de pandemia, a pesar del descenso de estudiantes y “teniendo en cuenta el contexto excepcional de la pandemia”.

Crece el compromiso con las escuelas públicas

Detrás de esta caída generalizada en la matrícula en todas las escuelas religiosas hay varios factores. Por un lado, la demografía, que es muy evidente, tanto en las escuelas públicas como concertadas. El año que viene comenzará la P3, 870 niños menos que el año anterior. Un descenso provocado por la caída de nacimientos, pero también porque tras el confinamiento muchas familias decidieron abandonar Barcelona. Hay menos niños y esto significará una disminución en el número de estudiantes que comienzan la escuela.

También hay un factor económico, con la crisis del coronavirus, muchas familias no pueden pagar la educación privada. En este sentido, desde la Confederación Cristiana de Asociaciones de Padres de Alumnos, su presidenta, Mar Pla, señala que “los colegios siempre ayudan a las familias a financiar las cuotas”.

Por último, otro punto clave es el cambio en la demanda que hace que las solicitudes para las escuelas públicas crezcan cada vez más. Este curso académico 2020-2021, el 53% de las familias se decantó por el público, consolidando la tendencia al alza de los últimos años. De hecho, la baja demanda ha facilitado la integración de tres escuelas chárter dentro de la red pública el próximo año.

Las familias piden mantener los conciertos y las proporciones más bajas

La Confederación Cristiana de Asociaciones de Padres y Alumnos (CCAPAC) también confirma este descenso de alumnos, que atribuyen al factor demográfico y señalan que será necesario “ajustar la oferta y la demanda en los próximos años”. Su presidenta, Mar Pla, pide a Educación que no cierre grupos y que aproveche la disminución de alumnos a ratios más bajos, que los grupos sean más pequeños y que así “se consiga una educación de mayor calidad”. La Federación pide aumentar el presupuesto general de Educación y la asignación para becas.

El impacto real de esta caída en las preinscripciones se conocerá en los próximos días. Está previsto que el 4 de junio se publique la oferta definitiva de plazas y que el día 7 los centros difundan la lista de admitidos.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share