Costa Rica. “No se puede obligar a la ciudadanía a financiar los gastos de la Iglesia Católica” Otto Guevara

El diputado del partido Movimiento Libertario Otto Guevara quiso responder a las declaraciones del diputado Abelino Esquivel (PRC) sobre su propuesta de que el Estado costarricense sea un “Estado cristiano”. Guevara recordó a Esquivel que en otra época “curiosamente los movimientos evangélicos venían a mi despacho como diputado para que impulsara una reforma del artículo 75 de la Constitución y quitar lo del Estado confesional”.

“En aquella época mi lucha se concentró en intentar sacar del presupuesto la transferencia que se le hacía a la Iglesia Católica para pagar los salarios de los obispos. No tuve éxito en ese cuatrienio y en el cuatrienio siguiente (2002-2006) se conformó una Comisión de Alto Nivel para el control del gasto público. En las reuniones yo planteé que no se pagara el salario de los obispos mediante transferencia presupuestaria. ¿Saben qué me contestó Don Alberto Cañas? Que ni se me ocurriera; que no tocara eso y que dejara que las transferencias a la Iglesia Católica se siguieran dando”, explicó el diputado.

En ese cuatrienio se presentó la primera propuesta de reforma constitucional del artículo 75, defendida por los grupos evangélicos de Costa Rica. “¿Le digo por qué, diputado Abelino Esquivel? Porque al nivel del Ministerio de Salud hay una clara persecución contra todas las organizaciones evangélicas, especialmente en la operación de sus templos; y los grupos evangélicos quisieron reformarla Constitución para que entonces ese favoritismo para la Iglesia Católica no se diera”, aseveró.

Asimismo, Guevara insistió en que las personas jurídicas no pueden tener creencias porque son una ficción jurídica. “Quienes las tienen son las personas, las personas físicas; tenemos o no tenemos creencias, y eso un derecho constitucional, el derecho a la libertad de credo, a la libertad religiosa”.

“Por ello, el tema de la reforma del artículo 75 que lo hemos planteado nosotros, incluso tiene el respaldo de la alta jerarquía de la Iglesia Católica; el mismo Papa Benedicto XVI y el actual, Francisco, en sendos documentos, han dicho que es muy importante tener estados laicos, no confesionales”, dijo el legislador.

Por ello, explicó que lo que propone el Movimiento Libertario es que se refuerce el concepto de la libertad de culto ya que “es un derecho de cada uno tener o no creencias”. Por eso, el Estado, “como ficción jurídica no puede tener religión” e insistió en que esa reforma constitucional debe seguir adelante y aprobarse así como el juramento constitucional. “Si alguien no cree en Dios, porque puede haber gente atea, la idea es que esa personas juren por lo más sagrado de sus convicciones y por la patria, no por un dios en el que no creen”, dijo.

Otro aspecto que destacó el diputado del Partido Movimiento Libertario fue el de la financiación de la Iglesia Católica costarricense. “Se debería quitar la obligación del Estado costarricense a financiar a través de los impuestos a la Iglesia Católica; esta debería financiarse a través de las contribuciones voluntarias de sus feligreses. El Estado no debería sufragar los gastos de ninguna iglesia ni de ninguna denominación religiosa. No se puede obligar a la ciudadanía a financiar ya sea salarios, ya sea las obras para el mantenimiento de los templos de la Iglesia Católica”, el concluyó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...