Corrado Balducci, exorcista del Vaticano

Creía que el demonio se manifiesta a través de la música rock

Corrado Balducci, gran autoridad en Demonología de la Iglesia Católica, llamado "el exorcista del Vaticano", murió el pasado día 20 en su casa romana a los 85 años, informaron ayer los medios italianos. Balducci trabajó largo tiempo como exorcista en la Archidiócesis de Roma. Como el personaje de Walter Matthau en la película El pequeño diablo, de Roberto Benigni, Balducci asistía a la gente que creía estar poseída por el demonio. Fue uno de los autores del ritual exorcista que publicó la Santa Sede en 1999.

Balducci se hizo célebre porque aparecía con frecuencia en televisiones y prensa como comentarista de asuntos de satanismo, astrología y otras ciencias ocultas. El exorcista del Vaticano, que fue miembro de la Congregación para la Evangelización y la Sociedad para la Propagación de la Fe, creía firmemente en la vida extraterrestre. Escribió libros sobre la vida marciana y luchó, sin éxito, por que la Iglesia Católica cambiase su postura sobre el tema.

Según Balducci, al demonio moderno le gustaba manifestarse a través de la música rock, un estilo nada recomendable que, a su juicio, "incluye mensajes subliminales satánicos, que empujan al mal y al suicidio".

El demonólogo distinguía bien las posesiones de la mera sugestión. Sus cuentas establecían que en la historia de Italia no habrá habido más de 20 endemoniados oficiales, contra miles de casos falsos registrados.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...