Córdoba salda una deuda con Manuel Sánchez Badajoz, alcalde republicano asesinado en el 36 que se caracterizó por su laicismo

Afiliado a la UGT y al PSOE desde su juventud, Sánchez Badajoz se caracterizó por su laicismo y por su defensa de la democracia. 

La Corporación municipal descubre una placa en honor del alcalde republicano asesinado en el 36 y de los concejales represaliados por el franquismo

Córdoba salda hoy una deuda con el alcalde socialista Manuel Sánchez Badajoz, asesinado la madrugada del 8 de agosto de 1936 por las tropas franquistas responsables del golpe de estado en la ciudad. La Corporación municipal ha descubierto una placa en la fachada del Ayuntamiento en la que además del regidor republicano aparecen los nombres de los 19 concejales represaliados en aquel verano trágico. El acto, sencillo pero muy emotivo, ha contado con la participación de los nietos y biznietas del alcalde Sánchez Badajoz, así como de familiares de otras víctimas del franquismo como la nieta del capitán Manuel Tarazona, el militar que se mantuvo fiel al orden democrático de la República en Córdoba.

La alcaldesa, Isabel Ambrosio, se ha referido a la deuda que tiene la ciudad de Córdoba con las 4.000 víctimas del franquismo que se calcula hay enterradas en los dos cementerios, y ha lamentado que haya habido que esperar 82 años para poder celebrar el día del recuerdo y homenaje a las víctimas del golpe militar y la dictadura en Andalucía. «No podemos devolverles la vida, pero sí la memoria y el honor», ha dicho Ambrosio, que ha recordado que el sacrificio de estas personas ha permitido a la postre que España goce hoy de una democracia consolidada. El descubrimiento de la placa solo ha sido el preludio de una larga jornada en la que participan todas las instituciones, Ayuntamiento, Diputación y Junta de Andalucía, y en la que las autoridades se desplazarán al cementerio de la Salud para depositar flores en la tumba de Sánchez Badajoz, entre otros actos.

En el homenaje del Ayuntamiento han participado los portavoces municipales de todos los partidos, a excepción del del PP, la delegada del Gobierno andaluz en Córdoba, Esther Ruiz, así como el historiador Manuel García Parody, que ha hecho una semblanza del alcalde asesinado, y un numeroso grupo de ciudadanos, trabajadores municipales y exalcaldes como Herminio Trigo y Manuel Pérez. El teniente de alcalde de Presidencia, Emilio Aumente, ha expresado «el enorme respeto, el compromiso ético y la convicción democrática» que les ha llevado a celebrar este homenaje, mientras que el historiador ha recordado que Sánchez Badajoz apenas estuvo al frente del Ayuntamiento 117 días y que, tras una delación, un grupo de militares «traidores y que luego se presentaron como salvadores de la patria», con el coronel Ciriaco Cascajo, a la cabeza lo ajusticiaron sin ni siquiera haberse celebrado un consejo de guerra. Como alcalde trató de recuperar una ciudad en quiebra financiera y municipalizar la empresa de aguas, tuvo especial atención para los más desfavorecidos e hizo de mediador en conflictos obreros. Afiliado a la UGT y al PSOE desde su juventud, Sánchez Badajoz se caracterizó por su laicismo y por su defensa de la democracia. 

El nieto de Sánchez Badajoz, Manuel Polo Sánchez Badajoz, ha recordado el inconmensurable trabajo de los historiadores, en especial de García Parody, para la recuperación de la figura histórica de su abuelo. Emocionado ha recordado cuando regresó en el año 78 a Córdoba y ante la tumba de su abuelo su madre dijo: «A tí te ha matado pero otros vendrán que hablarán de ti».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...