Condenado a 5 años el cura de Villanueva del Duque (Córdoba) por abusos a una menor

El obispo de Córdoba no acatará la sentencia que condena a un cura por abusos a una niña hasta que sea firme

La Audiencia Provincial de Córdoba ha condenado a 5 años y un día de prisión al cura de Villanueva del Duque, Ignacio Mora, por abusar de una menor de 10 años que ejercía de monaguilla en la parroquia en la que estaba destinado el religioso. La defensa del párroco ya ha anunciado que recurrirá la sentencia al Tribunal Supremo.

La sentencia considera probados los abusos cometidos contra la menor tanto en la sacristía, como en el coche del religioso. Éste, como señaló el escrito de la Fiscalía, tenía una relación de confianza con la familia. Tras la denuncia de los hechos en 2015, el párroco no fue apartado por la Iglesia del ejercicio, sino trasladado a otro municipio de la provincia, Espiel, donde ha seguido hasta ahora.

Por el momento, el Obispado de Córdoba ha manifestado en un comunicado que acatará la sentencia cuando ésta sea «firme» y que, tal y como ha hecho desde la denuncia, «colaborará con la justicia civil» y cumplirá «escrupulosamente el procedimiento en estos casos por la disciplina canónica, protegiendo en todo momento a las posibles víctimas«, sin aclarar si apartarán al condenado del ejercicio religioso. Además, ha confirmado que el sacerdote recurrirá la sentencia mediante un recurso de casación al Tribunal Supremo para seguir «defendiendo su inocencia».

Tampoco habrá presión a la Iglesia por parte del Ayuntamiento de Espiel. Su alcalde, José Antonio Fernández (PP), ha asegurado a Radio Córdoba que no pedirán nada al Obispado. Justificando esta decisión en el respeto a la Iglesia y al propio sacerdote, esperarán a que éste tome las decisiones que considere con respecto a este tema. Desde el PSOE de Espiel su portavoz, Mari Carmen Moreno, ha manifestado su respeto a la sentencia y asegura que «de ser así debe cumplirla como cualquier ciudadano» aunque, por el momento, no se han planteado solicitar la retirada de Mora de la parroquia.

Hay que decir que no es la primera vez que el acusado se sienta en el banquillo. En 1991 el religioso fue condenado y cumplió seis años de cárcel como miembro del grupo Milicia Catalana, por un intento fallido de atentado contra el entonces gobernador civil de Barcelona.


En contra de lo que pide el Papa y la propia Conferencia episcopal española, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, del ala más conservadora de la Iglesia, no acatará la sentencia que condena a un cura cordobés a cinco años por abusos a una niña hasta que la sentencia sea firme. El sacerdote, condenado a cinco años de prisión ha recurrido en casación al Tribunal Supremo.

Además, desde que comenzó el enjuiciamiento del sacerdote abusador, el obispo de Córdoba no le suspendió cautelarmente del ejercicio de sus funciones pastorales. Lo único que hizo fue cambiarlo de parroquia y trasladarlo a otro pueblo, donde sigue ejerciendo. Tal y como se hacía antes de que el Vaticano decretase la «tolerancia cero» ante los curas abusadores.

Eso sí, el Obispado de Córdoba, ante la sentencia que condena a un sacerdote de la Diócesis por abusos sexuales a una niña de diez años cuando ésta era su monaguilla, ha recordado que ha venido colaborando «con la justicia civil» desde que el cura fue denunciado en abril de 2015, y que está «dispuesto a seguir haciéndolo, respetando la decisión de los tribunales y acatando la sentencia, cuando ésta sea firme».

En un comunicado, el Obispado cordobés ha reaccionado así después de que la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba ha condenado a cinco años y un día de cárcel al sacerdote I.M.V., de unos 50 años de edad y que fue trasladado al municipio cordobés de Espiel, tras la supuesta comisión de un delito continuado de abusos sexuales a una niña de diez años, que era su monaguilla en la localidad cordobesa de Villanueva del Duque.

Ante ello, el Obispado, además de expresar su respeto por dicho fallo judicial y anunciar que lo acatará cuando sea firme, ha anunciado que el sacerdote condenado, «haciendo uso de su derecho de recurrir la sentencia, seguirá defendiendo su inocencia y presentará recurso de casación ante el Tribunal Supremo, ya que considera que no son ciertos los hechos denunciados».

Junto a ello, el Obispado ha reiterado que seguirá «colaborando plenamente con la justicia civil y cumpliendo escrupulosamente el procedimiento previsto para estos casos por la disciplina canónica, protegiendo en todo momento a las posibles víctimas«.

El cura condenado ejerce en la actualidad en la citada localidad de Espiel, cuyo alcalde, José Antonio Fernández (PP), tras conocer la sentencia, ha asegurado a Radio Córdoba que no pedirá nada al Obispado, justificando esta decisión en el respeto a la Iglesia y al propio sacerdote.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...