Colombia: La polémica por una misa celebrada en las instalaciones de la Procuraduría

El viernes pasado, primero de este mes, fue celebrado en la Procuraduría General de la Nación, con una misa para los funcionarios católicos que quisieran asistir.

La invitación al acto religioso había circulado días antes indicando la fecha, la hora y el lugar en que se cumpliría la cita, que resultó ser el auditorio Antonio Nariño, el más amplio de la Procuraduría.

Convocaba a la misa la funcionaria Josefina Pupo, quien es funcionaria del Ministerio Público desde la época del ultracatólico Alejandro Ordóñez y de la también fanática religiosa exviceprocuradora María Isabel Castañeda, quienes implantaron la obligación de celebrar la misa en el edificio que alberga al ente disciplinario.

Sin embargo, se esperaba que el procurador general que reemplazó a Ordóñez, Fernando Carillo, conocido por ser liberal de partido y de pensamiento, suspendiera las ceremonias religiosas por cuanto la Constitución establece que Colombia es un Estado laico.

La continuación de las reuniones católicas dentro de la edificación del centro de Bogotá tiene, seguramente, la intención de no molestar a quienes profesan este credo y se ha dicho que si funcionarios de otra religión piden organizar sus propias ceremonias, se accederá a esa solicitud por cuanto hay que garantizar el principio de igualdad y de libertad de cultos.

En todo caso, el espíritu de monseñor Ordóñez, como le decían irónicamente al anterior procurador cuya reelección, dicho sea de paso, fue declarada nula por el Consejo de Estado, parece habitar todavía el Ministerio Público.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...