Colombia, doblemente consagrada a símbolos religiosos

Hace un año Colombia vivió uno de los hechos religiosos más importantes de los últimos tiempos, al ser consagrada al Inmaculado Corazón de María y renovarse la consagración al Sagrado Corazón de Jesús

Este año, para conmemorar el aniversario y renovar la consagración, el nuncio apostólico, monseñor Aldo Cavalli celebrará, el próximo lunes a las 10 a.m., una ceremonia especial en la catedral primada de Colombia.

La idea de los organizadores es congregar allí a cientos de fieles que acompañen la misa con sus oraciones y plegarias en favor del país y de los colombianos.

"Lo que queremos es que la gente entienda que hay que acercarse a Dios y que ese es el camino que debemos seguir para solucionar los problemas del país", aseguró María Teresa Villaveces, una de las promotoras de esta ceremonia.

En el 2008 fue el cardenal monseñor Pedro Rubiano Sáenz el encargado de presidir la ceremonia de la doble consagración.

En ese entonces Rubiano recordó que si en 1902 se consagró el Sagrado Corazón de Jesús para ponerle fin a la Guerra de los Mil Días, en esta ocasión la Virgen se encargaría de ayudar a liberar a todos los secuestrados, de llamar a su redil a la guerrilla y a los grupos paramilitares, y de acabar con la corrupción política y la violencia.

Un año más tarde las peticiones para la Virgen parecen seguir intactas y por eso el llamado es a todos los fieles a que acompañen la ceremonia y recen en ella por el futuro del país.

Como quedó establecido hace un año, ahora a las oraciones tradicionales de la misa se les agrega una corta frase, por cuenta de la consagración que cumple un año: "Inmaculado Corazón de María, sé la salvación del alma mía". Esa es la que se debe oír con más fuerza y fervor este lunes en la catedral primada.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...